Editorial Agrícola
Cultivos

Campaña de olivar. Contra viento y marea

08/03/2021

Por Ángela Fernández, periodista agroalimentaria

El sector oleícola ha superado ya los primeros cuatro meses de la campaña 2020/21. Finalizado el grueso de la recolección en numerosas zonas productoras, se constata una notable bajada en el rendimiento graso de la aceituna, propiciada por una climatología desfavorable durante el otoño y un invierno con fenómenos extremos como ‘Filomena’. Teniendo esto en cuenta, junto con la caída de producción en otros países y los elevados niveles de comercialización del producto nacional, la lógica del mercado debería impulsar notables subidas de precios, algo que, sin embargo, no se está produciendo en la proporción que muchos productores desearían en tales circunstancias.


Si hay un sector productor en el que España es potencia mundial por excelencia, es el oleícola. Nuestro país atesora una superficie de olivar de 2.733.620 hectáreas, con una producción media anual de 1.394.950 toneladas de aceite de oliva, según se desprende de los últimos datos facilitados por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. Esto representa más de la mitad de la producción de la UE y en torno al 45% de la mundial.

Aunque está presente en más de la mitad de las comunidades autónomas, es en el centro, sur y este de la península donde este cultivo se distribuye en mayor medida, con Andalucía como principal zona olivarera, con prácticamente el 80% del total de la producción nacional.

Balance preliminar de campaña

A principios de año, el International Olive Council (IOC) -el Consejo Oleícola Internacional- situó sus estimaciones para la temporada 2020/21 en 2.999.500 toneladas en el conjunto de los países miembros de esta organización, el 93,8% del total mundial, un retroceso del 0,3% en comparación con la campaña previa. De ellos, 2.232.500 toneladas corresponderían a países productores de la UE y 767.000 al resto de integrantes del IOC.

Asimismo, los datos publicados recientemente por la Comisión Europea constatan una reducción generalizada en las producciones comunitarias con respecto a las del año pasado, tal y como recoge en un comunicado Cooperativas Agro-alimentarias de España, destacando especialmente los datos de Grecia, que en los tres primeros meses de campaña habría producido 142.000 toneladas, lejos de las 265.000 que vaticinaba. Iñaki Benito Otazu, técnico del sector de aceite de Oliva y Aceituna de Cooperativas Agro-alimentarias de España, señala que fuera de nuestro país “el efecto de la vecería se deja notar, y las producciones se verán muy mermadas, especialmente las de Italia (-30%) y Túnez (-70%), lo cual propicia que las disponibilidades de producto se concentren principalmente en nuestro país, y estemos llamados a ser más protagonistas si cabe que nunca en el mercado internacional”.

Informaciones relacionadas

<< volver

Zona Privada

Acceso al área privada de la web

Identificación usuario
Editorial Agrícola Conocer la agricultura y la ganadería Libros Agrigultura Ganadería Más que máquinas WEB TV