Editorial Agricola
Rotación informaciones

Entrevista a los presidentes de Agpme y Anpromis, en el marco del primer Congreso Ibérico del Maíz

Por Ana Díaz y Ángela Fernández

España y Portugal tienen climatologías y problemáticas agronómicas y comerciales muy similares en cuanto al cultivo del maíz, frente a las condiciones de otros grandes productores europeos. La oportunidad de buscar sinergias comunes y puntos de colaboración entre los productores de ambos países es uno de los principales focos de atención que se han abordado en esta primera edición del Congreso Ibérico del Maíz. En relación a estos temas entrevistamos a José Luis Romeo, presidente de la Asociación General de Productores de Maíz de España (AGPME) y a José Luis Lopes, presidente de la Asociación de Productores de Maíz y Sorgo de Portugal (ANPROMIS), que nos dan las claves para mejorar la producción y comercialización del maíz en estos dos países.


AGRICULTURA. ¿Cuándo se creó la asociación y cuántos socios tiene?

JOSÉ LUIS ROMEO, AGPME. La AGPME se creó el 15 de enero de 1990. En la actualidad tiene cerca de 330 socios, fundamentalmente de las provincias de Huesca, Zaragoza, Lleida y Navarra.

JOSÉ LUIS LOPES, ANPROMIS. ANPROMIS fue creada en 1988. Actualmente cuenta con 14 cooperativas asociadas, que representan a los cerca de 67.500 productores de maíz que existen en Portugal.

AGR. Si hacemos una pequeña radiografía del sector, en el país ¿cuánta superficie hay cultivada y qué producción se obtiene al año?

JOSÉ LUIS ROMEO, AGPME. En 2018 la superficie de maíz en España ha sido de 345.000 ha, que ha producido 3,7 millones de toneladas. La media de producción por hectárea en España es de 10.700 kgs. Donde más se cultiva es en Huesca con 63.000 ha, seguida de León con 54.000.

Olvidándonos de las divisiones administrativas de España, hay tres grandes zonas productoras de maíz, todas basadas en sistemas de regadío: el Valle del Ebro central (provincias de Huesca, Lleida, Zaragoza y Navarra, que son unas 125.000 Has), la zona de León, Palencia y Valladolid, con unas 100.000 ha en regadíos del Duero; y la zona de Extremadura con unas 50.000 ha en regadíos del Guadiana. El maíz de secano en España se concentra en Galicia y en la Cornisa Cantábrica donde la climatología lo permite. Supone unas 15-20.000 ha, que en una parte se dedican a forraje.

JOSÉ LUIS LOPES, ANPROMIS. La superficie de maíz en Portugal es de cerca de 120 mil hectáreas, representando el 40% de la superficie total de cereales que se siembran en Portugal. En el área total de maíz 75 mil hectáreas son utilizadas para grano (69%) y 45 mil hectáreas de maíz para forraje (40%). La producción media anual de maíz grano en Portugal es de 930.000 toneladas, casi todo sembrado en regadío.

AGR. ¿Cuáles son los principales problemas a los que se enfrentan los productores de maíz en su país?

JOSÉ LUIS ROMEO, AGPME. Los principales problemas son los bajos precios de los cereales y la subida de los costes agrarios, el cambio climático y la garantía de agua para nuestros regadíos y las restricciones al uso de fitosanitarios y nuevas tecnologías, en concreto la biotecnología.

JOSÉ LUIS LOPES, ANPROMIS. Los productores de maíz portugueses enfrentan, como sus colegas españoles, una gran competencia frente al maíz procedente de países terceros que tienen costes de producción mucho más bajos. Por otro lado, es una competencia desigual porque en la UE no tenemos a nuestra disposición las mismas herramientas que los países del continente americano, en concreto en el uso de productos fitosanitarios y las restricciones en el uso de la biotecnología (semillas OGM). Los productores portugueses han sido los primeros en adoptar las nuevas tecnologías que impulsaron la productividad y la calidad del maíz portugués, reconocidos por la industria de la alimentación y el consumo humano. En Portugal la demanda de maíz para consumo humano está aumentando debido a la alta calidad que la industria reconoce al maíz portugués y esto constituye una oportunidad de mercado bastante interesante.

AGR. ¿Qué herramientas aporta la asociación para minimizarlos?

JOSÉ LUIS ROMEO, AGPME. La AGPME, junto con asociaciones hermanas de Francia, Alemania, Rumanía, Bulgaria, Italia, Portugal y Polonia, forma parte de la Confederación Europea de Productores de Maíz (CEMP) y desde ella interviene en los Foros Europeo y en los Grupos de Dialogo Civil (sobre cultivos arables, medio ambiente y cambio climático, PAC y Pagos directos y greening) como medio para tratar de influir en la U.E. sobre todos los aspectos que afectan al maíz.
En relación con los precios, defendemos otros usos del maíz, sea para la producción de biocombustibles (etanol), o biogás (como se hace en Alemania e Italia); para la producción de plásticos biodegradables o para uso humano; Y nos hemos opuesto a los tratados de libre comercio que dejen desprotegido a nuestro sector agrario, como son el que se plantea con Mercosur, o el que se negociaba con USA.

En relación al uso de fitosanitarios, nos hemos posicionado a favor de unas restricciones basadas en criterios científicos y no en meras sospechas que no tengan una base sólida. Así se ha producido, por ejemplo, en relación a la prohibición de uso de los neonicotinoides o del glifosato. 
Defendemos también el uso de la biotecnología en agricultura, como medio de reducir el uso de fitosanitarios y de nuestros costes. En especial nos preocupa que Europa ponga a la tecnología de edición de genes (Crispr-Cas9 y otras) las restricciones aplicadas a los OGMs. También denunciamos la distorsión de la competencia que se produce con la importación sin restricciones de cereales transgénicos que en Europa no podemos cultivar, pero sí consumir, o cultivados utilizando productos aquí prohibidos.

JOSÉ LUIS LOPES, ANPROMIS. Nuestra organización defiende los intereses de los productores de maíz portugueses ante el poder político. Un ejemplo reciente fue nuestra contribución activa para la creación de la Estrategia Portuguesa para la Promoción de la Producción de Cereales, presentada por el Gobierno portugués en 2018, que incluye un conjunto de 18 medidas prioritarias y acciones concretas a fin de lograr que en 2022 Portugal tenga un grado de autosuficiencia en maíz del 50%. 
Portugal produce en la actualidad sólo el 35% del maíz grano que necesita. ANPROMIS tiene también un papel activo en la transferencia de conocimiento técnico a los productores de maíz a través de su Centro de Formación instalado en la Estación Experimental António Teixeira en Coruche, donde hace diversos ensayos de maíz, con el objetivo de investigar temas que son para nosotros muy importantes como la fertilización, el uso eficiente del agua y de la energía, las variedades de maíz más adaptadas al cambio climático, etc.


AGR. Respecto a precios, ¿cuánto se está pagando al agricultor?, ¿Qué medidas serían necesarias para mejorar sus márgenes de beneficio?

JOSÉ LUIS ROMEO, AGPME. Los precios al agricultor este año han estado sobre los 170 – 180 €/t. Son unos precios muy bajos. Los precios de los cereales están en los mismos niveles desde hace más de 25 años, mientras que los costes aumentan.

Los agricultores, como siempre, han intentado minimizar sus costes en la producción de maíz. Porque es en lo único en que el agricultor puede intervenir, ya que los precios de venta dependen de los mercados mundiales. Para minimizar los costes se utilizan, en la medida de lo posible, equipos de siembra, abonado, riego, aplicación de fitosanitarios, etc. que optimicen el uso de insumos.

Ahora bien, la mayoría de los agricultores extracomunitarios son más competitivos porque tienen menos costes. Sucede eso en los combustibles, en los fitosanitarios o en los costes laborales. Y además cuentan con plantas genéticamente modificadas blindadas contra plagas, que ahorran fitosanitarios y más productivas. En Europa, al menos, deberíamos poder contar con la tecnología de edición de genes, que permitiría mejorar considerablemente nuestros cultivos.

JOSÉ LUIS LOPES, ANPROMIS. Los productores de maíz no tienen la capacidad para influenciar los precios en el mercado mundial, por lo que sólo tenemos dos vías para mejorar nuestro rendimiento: producir de una forma más eficiente y valorizarnos el maíz que producimos.
Las herramientas de la agricultura de precisión son, por este motivo, muy importantes en ambos objetivos porque permiten optimizar el uso de los factores de producción y obtener un maíz más sano. En nuestra opinión deben concederse más ayudas públicas para que los agricultores adopten este tipo de herramientas que creemos son el futuro.

AGR. ¿Qué esperan de la futura PAC post-2020?

JOSÉ LUIS ROMEO, AGPME. Es un tema que está muy verde. Habrá que ver la composición del nuevo parlamento europeo, los nuevos comisarios que tendremos en octubre, y las consecuencias del Brexit. Lo primero es tener un buen presupuesto y lo segundo es no distraer los fondos destinados a los agricultores en fines secundarios.

JOSÉ LUIS LOPES, ANPROMIS. Esperamos que mantenga los actuales niveles de financiación comunitaria y que la agricultura de regadío sea una prioridad en la agenda de los políticos. En los países de la Península Ibérica, no es posible hacer una agricultura competitiva sin regadío.

AGR. En un escenario de adaptación al cambio climático y nuevos protocolos medioambientales, ¿cuáles son los principales retos que afronta el sector?

JOSÉ LUIS ROMEO, AGPME. El maíz es una planta campeona en la fijación de carbono y una planta muy eficiente con el agua si comparamos su rendimiento en relación al agua que consume. Sería muy importante poder acceder a esas plantas mejoradas genéticamente que son más eficientes en el uso del agua y el nitrógeno.

JOSÉ LUIS LOPES, ANPROMIS. Uno de los mayores desafíos que enfrentamos es hacer un uso más eficiente del agua y de los factores de producción. En ANPROMIS somos conscientes de que nuestro reto es “Producir más, con menos!”.
Al respecto de la adaptación al cambio climático en nuestro puesto experimental estamos probando nuevas variedades más resistentes al cambio climático e implementando medidas de movilización del terreno que permitan mantener una reserva del agua en el suelo. Como todas las proyecciones lo indican, los países de la península ibérica van a ser de los más afectados por el cambio climático, por lo que el primer Congreso Ibérico del Maíz nació la idea de crear un Observatorio Ibérico que profundice los conocimientos que tenemos en esta materia.

Informaciones relacionadas

<< volver

Zona Privada

Acceso al área privada de la web

Identificación usuario
Editorial Agrícola Conocer la agricultura y la ganadería Libros Agrigultura Ganadería Más que máquinas WEB TV