Editorial Agrícola
Sanidad y nutrición

El azufre encuentra su hueco

23/09/2019

Redacción

El azufre (S) está ganando cada vez más peso en la agricultura. Aunque hasta el momento venía clasificándose en fertilización como un micronutriente o macronutriente secundario, la deficiencia cada vez más generalizada de este elemento está provocando poco a poco que se le considere como el cuarto macronutriente después del nitrógeno (N), el fósforo (P) y el potasio (K).


Partamos de la base de que tanto el N como el P y el K son los componentes básicos en fertilización. Los tres estimulan el crecimiento y el desarrollo de las hojas, las raíces, las flores y los frutos. Sin embargo, además de los macronutrientes, existe una serie de actores secundarios que refuerzan ese crecimiento y mejoran la productividad del cultivo, cada uno con una funcionalidad diferente. Entre ellos, destaca el azufre, un gran corrector de suelos alcalinos y salinos.

Pero su deficiencia en los cultivos es cada vez más acusada y empieza a ser necesario un mayor aporte para enriquecer las cosechas. A este respecto, desde la compañía Afepasa (Azufrera y Fertilizantes Pallarès) hacen referencia a la Ley del Mínimo de Liebig, un principio agroquímico formulado en la primera mitad del s. XIX por Carl Sprengel y luego desarrollado por Justus von Liebig según el cual el crecimiento de las plantas está limitado por el nutriente esencial en la concentración más baja.

Por otro lado, organismos internacionales como el International Plant Nutrition Institute (IPNI) están estudiando las necesidades de azufre elemental que necesitan nuestros cultivos para tenerlos en cuenta e incorporarlos en la fertilización de los mismos.

Funciones del azufre

La importancia del azufre en la nutrición vegetal viene determinada por las funciones que tiene dicho elemento tanto a nivel de suelo como en la planta. Así, a nivel de suelo, el azufre es necesario para reducir la alcalinidad (pH), equilibrar la conductividad, incrementar la microbiota y desbloquear otros macro y microelementos como el fósforo.

En la planta, el azufre se precisa para la formación de aminoácidos esenciales como la cisteína y metionina, forma parte de metabolitos secundarios que intervienen en el olor y sabor de algunos vegetales, incrementa el nivel de clorofila de las hojas y además tiene una función fungicida-acaricida.

Azufre elemental versus azufre en forma de sulfatos

Además, el azufre se puede emplear como fertilizante en diversas formulaciones, ya sea como azufre elemental o bien transformado en sulfatos. La principal ventaja del azufre elemental con respecto al azufre en forma de sulfatos reside en el lento paso del S a SO4 por acción de las tiobacterias del suelo, que permiten que el producto permanezca a disposición de las plantas durante más tiempo y no lixiviándose por efecto de lluvias o riegos como le pasa a los sulfatos.

Ensayos en alcachofa

Para comprobar este efecto, Afepasa llevó a cabo un ensayo en alcachofas comparando una mezcla de sulfato amónico con urea frente a una urea recubierta de azufre elemental. En la primera semana, se percibe un crecimiento más rápido con el azufre en forma de sulfatos que con el azufre incorporado como elemental (ver Fotos 1 y 2).

Después de 15 días y con precipitaciones superiores a 100 l/m2 la tendencia se invierte y las plantas en las que se aplicaron sulfatos, debido principalmente a la lixiviación tanto de los sulfatos como del nitrógeno, se quedan estancadas, mientras que las plantas en las que se utilizó azufre elemental continuaron su crecimiento y el nitrógeno se aprovechó mucho mejor (ver Fotos 3, 4, 5 y 6). Este mejor aprovechamiento del nitrógeno por parte de la planta redunda en una mayor precocidad en la entrada de producción (5 días) y un 20% más de producción final de la parcela en la que se utilizó azufre elemental.

En Afepasa pudieron, de esta manera, confirmar la teoría de Singh y Schwan (2011), según la que por cada kilogramo de deficiencia de azufre en el suelo se perdía una potencial asimilación de 15 kg de nitrógeno. A tener en cuenta si se pretende ahorrar costes en dosis de aplicación.

Informaciones relacionadas

<< volver

Zona Privada

Acceso al área privada de la web

Identificación usuario
Editorial Agrícola Conocer la agricultura y la ganadería Libros Agrigultura Ganadería Más que máquinas WEB TV