Editorial Agrícola
Cultivos

Las cooperativas defienden en Europa las ayudas comunitarias a las OP de frutas y hortalizas

05/12/2019

Representantes de las cooperativas hortofrutícolas de España, Francia e Italia se han reunido en Bruselas con europarlamentarios de estos tres países que forman parte de la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural del Parlamento Europeo, para trasladarles  su posición en torno a la Propuesta de Reglamento de Planes Estratégicos (PAC 2020) en lo que afecta al sector de frutas y hortalizas.


Entre ellos el presidente de frutas y hortalizas de Cooperativas Agro-alimentarias de España, Cirilo Arnandis, que ha expresado su satisfacción porque la propuesta de la Comisión mantiene el sistema actual de ayudas comunitarias, sustentado en los programas operativos (PO) de las organizaciones de productores de frutas y hortalizas (OPFH). Para Arnandis resulta “el más apropiado y adaptado a los retos del sector y a las expectativas de la sociedad europea”. “Así lo avalan los 20 años de experiencia y así lo han estimado los principales operadores y administraciones de los países productores”, añade.

Sin embargo, las cooperativas han puesto el foco sobre algunas disposiciones que han planteado en sus debates y propuestas a lo largo de 2019 tanto la Comisión como el Consejo Europeo o la Comisión de Agricultura del Europarlamento. Por un lado, se han referido a la intención de la Comisión de obligar a las OP a invertir el 20% de sus fondos operativos en medidas medioambientales. En este sentido han advertido del peligro de colapso del sistema si las exigencias dirigidas a este objetivo no son realistas, señalando que se decantan por un mecanismo de incentivos y no de obligaciones adicionales.

Las cooperativas han recordado los avances logrados por el sector hortofrutícola europeo para implantar métodos de producción respetuosos con el medioambiente como la producción integrada o la lucha biológica, y diversas vías de utilización responsable de los recursos naturales.  Y han pedido a los eurodiputados reconocimiento a la contribución de los sistemas hortofrutícolas europeos a la preservación medioambiental y la mitigación del cambio climático, frente a las condiciones de producción de las frutas y hortalizas procedentes de terceros países.

Ayudas comunitarias

Otro de los puntos en los que han insistido las cooperativas ha sido en la necesidad de que la UE refuerce el objetivo original del sistema de ayudas y garantice que las OPFH cumplen la función de concentración de la oferta y comercialización conjunta en beneficio de los agricultores. Para las cooperativas estas organizaciones deben seguir siendo empresas que vendan íntegramente la producción de sus socios y estén efectivamente controladas democráticamente por éstos.  Además, han propuesto que las OP reciban más apoyo comunitario en función de la mayor capacidad de integración alcancen, tanto en facturación como en número de socios.

Respecto a la futura PAC, Cirilo Arnandis incidió también en la necesidad de que los futuros reglamentos dispongan de medidas de gestión de crisis graves para atender los desequilibrios de los sectores agrarios, más allá de los instrumentos específicos que se están diseñando para algunas producciones: “Teniendo en cuenta que el origen de estas crisis se encuentra frecuentemente en la congestión del mercado interior como consecuencia de la liberalización de las importaciones o de decisiones geopolíticas ajenas a nuestro sector y que las frutas y hortalizas se convierte siempre en paganos de estas decisiones  (‘veto ruso’; ‘imposición de aranceles por la Administración Trump’; negociación de acuerdos de libre comercio desequilibrados) no parece muy descabellado pedir a la UE que dentro de la PAC se establezcan mecanismos para paliar las crisis y compensar a los productores afectados”.

Por otro lado, las cooperativas hortofrutícolas incidieron en el desequilibrio y falta de reciprocidad de la política comercial de la UE. Por una parte, señalaron, el mercado comunitario está cada vez más liberalizado y abierto a importaciones desde países con sistemas de producción de bajo coste y laxos en sus condiciones laborales y medioambientales. Por otra, insistieron en la necesidad de que la Comisión actúe como entidad única, para que no haya que negociar protocolos de exportación por parte de cada Estado miembro y producto a producto.

Informaciones relacionadas

<< volver

Zona Privada

Acceso al área privada de la web

Identificación usuario
Editorial Agrícola Conocer la agricultura y la ganadería Libros Agrigultura Ganadería Más que máquinas WEB TV