Editorial Agricola
Industriales

2017, año 1 tras el final de las cuotas de remolacha

07/02/2018

La primera respuesta de Castilla y León al final de las cuotas ha sido aumentar la superficie en un 15% hasta superar las 26.000 hectáreas.

No obstante, la disponibilidad de agua y los fluctuantes mercados del azúcar van a marcar el futuro de la remolacha. Los cultivadores españoles tienen asegurados entre 40 y 42 euros por tonelada hasta 2020.

Ahora, la labor debe ir a alargar ese periodo con un acuerdo entre cultivadores, industrias y administraciones.

El 1 de octubre se daba por finalizado el sistema de cuotas de azúcar en la Unión Europea (UE) tras ser durante décadas el “colchón de seguridad” en el que ha vivido uno de los sectores que más alegrías ha ofrecido a los agricultores españoles -especialmente a los castellanoleonesespor la estabilidad que ha ofrecido, pues el remolachero ha sido uno de los pocos que podía decir, a la hora de firmar los contratos, el precio al que iba a cobrar la raíz entregada en la molturadora.

Sin embargo, una campaña que todo el mundo contaba con que iba a estar marcada por las dudas y la incertidumbre de un futuro sin cuotas ha visto cómo las condiciones climatológicas y, especialmente, el agua, más bien la ausencia de la misma, han marcado la evolución del cultivo, con amplias zonas, por ejemplo en León, donde la remolacha no se ha regado desde el mes de agosto como consecuencia de la falta de este líquido en los pantanos que surten a buena parte de las comunidades de regantes.

Pero, empecemos por el principio...

El optimismo marcaba el primer momento clave de la campaña, como es la siembra, pues no se puede olvidar que la superficie dedicada a este cultivo se elevaba más de un 15% en comparación al año anterior, superando incluso las 26.000 ha, 3.741 más que en 2016, especialmente impulsados por la provincia de León donde, tras el bajón vivido la campaña previa cuando por las lluvias no se pudo sembrar, este año la superficie dedicada a este cultivo asciende un 36%, hasta llegar a las 6.285 ha, el dato más alto desde 2014.

Aunque conviene destacar que Valladolid se mantiene como la principal productora de remolacha en Castilla y León con más de 8.002 ha, fruto, sin lugar a dudas, del impulso que ofrece a este sector la molturadora que la Sociedad Cooperativa General Agropecuaria (ACOR) mantiene en Olmedo, así como el buen manejo y conocimiento que el agricultor vallisoletano tiene sobre este cultivo como consecuencia de que, no hace tanto, menos de 20 años atrás, llegase a tener hasta cuatro azucareras funcionando en la provincia. En este sentido, en lo que a las superficies se refiere, sí que es interesante destacar que, de ese aumento, de esas casi 3.500 ha que se han sembrado a mayores en 2017 que en 2016, el 80% tienen como destino final la cooperativa ACOR. [...ampliar info]

Informaciones relacionadas

<< volver

Zona Privada

Acceso al área privada de la web

Identificación usuario
Editorial Agrícola Conocer la agricultura y la ganadería Libros Agrigultura Ganadería Más que máquinas WEB TV