Editorial Agricola
Olivar

¡El cultivo de la aceituna de mesa tiene futuro!

01/02/2017

Todolivo revoluciona el sector de la aceituna de mesa aplicando su sistema de olivar en seto al verdeo

Los resultados obtenidos por Todolivo en diferentes ensayos demuestran la viabilidad del olivar de verdeo en seto

Una puerta de esperanza para un sector que ve amenazada su rentabilidad y viabilidad por altos costes de recolección

El cultivo de la aceituna de mesa tiene futuro

Así lo ha demostrado Todolivo, empresa cordobesa que puso en marcha hace nueve años importantes ensayos de olivar de verdeo en seto con diferentes variedades y marcos con el objetivo de dar respuesta a las necesidades de este sector, que comenzaba a abandonar su cultivo por su inviabilidad debido a su falta de rentabilidad y altos costes de recolección. Y es que la aceituna de verdeo tradicionalmente se ha recolectado de forma manual, con sumo cuidado, con el fin de no dañarla. De ahí sus altos costes. Sin embargo, las investigaciones efectuadas por esta firma cordobesa en olivar en seto están dando excelentes resultados que aseguran el futuro del sector de la aceituna de mesa.

En julio de 2007 Todolivo realizó su primer ensayo plantando dos hectáreas de las variedades Manzanilla Cacereña i-57 y Manzanilla Sevillana i-55, a un marco de 3,75 por 1,35 metros, en una finca de riego de la localidad portuguesa Campo Maior (Portugal). En la elección de la ubicación del ensayo influyó, entre otros factores, la tipología de suelos arenosos donde estas variedades se comportan muy bien y producen un fruto de bastante calibre, como en el Aljarafe sevillano, una de las zonas productoras de verdeo más importantes a nivel mundial.

El objetivo de este ensayo era analizar la producción, el tamaño del fruto y la velocidad de cosecha, así como el coste de recolección y el estado de las aceitunas inmediatamente después de ser recogidas y también tras el cocido, entendiéndose éste como el proceso habitual y tradicional al que son sometidas las aceitunas en la industria para su aderezo.

Datos y conclusiones obtenidas del ensayo

1-. Mayor producción y buen calibre del fruto

Como puede observarse en el siguiente cuadro la producción media de la Manzanilla Cacereña en olivar en seto es de 12.453 kilógramos de aceitunas por hectárea, y el de la sevillana de 8.742. Medias productivas muy por encima del cultivo tradicional.

2-. Menores costes de recolección y mayor rentabilidad

Del estudio realizado por los técnicos de Todolivo se desprende que las cosechadoras son capaces de recolectar un kilogramo de aceitunas de estas variedades, a un coste medio de 1,8 céntimos de euro, ya que la velocidad de recolección se sitúa en torno a los 3,5 kilómetros/hora, un 75% más rápido que en otras variedades cosechadas en seto, debido a que la resistencia al desprendimiento del fruto en los manzanillos es menor, lo que permite recoger en una hora y 25 minutos la cosecha de la totalidad de los árboles plantados a este marco. Este dato contrasta con el que costaría recoger un kilogramo de aceituna en el cultivo tradicional, que oscila entre los 35 y los 45 céntimos. También se midió el coste que supondría recolectar manualmente el seto y éste era inferior en un 20% al coste manual en el olivar tradicional, debido a que la estructura en seto facilita y agiliza la recolección del fruto.

Plantación de manzanillo

Manzanilla cacereña tras el aderezo

3-. Índice de rotura o molestado de la aceituna

Uno de los datos importantes que había que extraer de este ensayo era el índice de fruto roto y de molestado que se producía en las aceitunas tras la recolección mecanizada, así como el porcentaje de aceitunas molestadas que se recuperan tras el proceso de “cocido” realizado en la industria del aderezo.

En la cosecha de 2012, se comprobó que, tras la recolección, la rotura de los frutos era inferior al 5% en la Manzanilla Cacereña y del 20% en la Sevillana. En cuanto al porcentaje del fruto molestado (afectado superficialmente) en las aceitunas que no habían sufrido rotura, fue del 90% en las aceitunas cacereñas y del 100% en las sevillanas.

Una vez finalizado el proceso de cocido en la industria del aderezo, se volvieron a examinar las aceitunas y se comprobó que la recuperación de los frutos “molestados” había sido del 97,3% en el caso de las manzanillas cacereñas y del 98,7% en el de las sevillanas. Este ensayo pone de manifiesto que el olivar de verdeo es apto para el cultivo en seto y que a través de este sistema se pueden producir aceitunas de mesa de una manera sostenible y rentable.

Todolivo en su afán de mejora continua inició hace años, además de este ensayo, otros para evaluar el comportamiento de diferentes variedades de aceituna de mesa, plantadas en distintos marcos, tipos de suelos y condiciones climatológicas.

Puesta en marcha de otros ensayos de verdeo

En abril de 2012 se plantó en seto una hectárea en la finca ‘La Plata’, ubicada en la localidad sevillana de Brenes, de la variedad Manzanillo Sevillano i-55 a un marco de 6x2 metros. Su producción ha ido aumentando cosecha tras cosecha hasta superar en 2016 los 13.550 kilogramos de aceitunas.

Actualmente, Todolivo ha iniciado en la finca de investigación “La Mata” (Villafranca de Córdoba, Córdoba), un nuevo ensayo de verdeo en seto, en el que han sido seleccionadas 11 de las mejores variedades de aceituna de mesa del mundo, para evaluar y estudiar su comportamiento agronómico.

Informaciones relacionadas

<< volver

Zona Privada

Acceso al área privada de la web

Identificación usuario
Editorial Agrícola Conocer la agricultura y la ganadería Libros Agrigultura Ganadería Más que máquinas WEB TV