Editorial Agricola
Olivar

La silenciosa pero revolucionaria expansión del olivar

07/02/2018

Por Jorge Jaramillo, periodista agroalimentario

En todo el mundo son ya 58 los países que producen aceite de oliva sobre una extensión que sigue creciendo y que se acerca a los 11 millones y medio de hectáreas.

Con este ritmo, en dos o tres campañas, las nuevas plantaciones -que han ido engordando el mapa productivo mundial, a un golpe de 165.000 hectáreas por año- podrían elevar hasta los 4 millones de toneladas el potencial nominal del sector, frente a un consumo todavía muy sensible al precio que, según algunos consultores, “tendrá que ajustarse” -para competir frente a otras grasas-.

Todo ello, contando con una climatología medianamente favorable para la que están preparadas muchas de esas nuevas explotaciones intensivas o superintensivas que, sin hacer demasiado ruido, representan la evolución del propio sector. El trasvase de agricultores de herbáceos que huyen de las pérdidas del secano empuja con fuerza al olivar, que se ha convertido para grandes fondos de inversión en el mejor refugio donde hundir las raíces del único árbol que da el oro líquido.

"El trasvase de agricultores de herbáceos empuja con fuerza al olivar, que se ha convertido en el mejor refugio para grandes inversores"

La superficie nueva de olivar plantado en la última década (+1,7 Mha) equivale ya a la extensión del segundo país con más hectáreas del mundo, que es Túnez (1,8 Mha).

Empujados por la rentabilidad que mantiene el producto, por el potencial de crecimiento de esta grasa vegetal, o huyendo -a otra escala- de la volatilidad de materias primas como los cultivos herbáceos, el olivo es ya la mejor alternativa junto a otros leñosos como el almendro, el pistacho o el nogal.

De hecho, en el conjunto de las tierras de cultivo reflejan una subida del 1,44% entre 2016 y 2017, frente a la disminución de las de herbáceos en un 0,46%, según la encuesta de superficies del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA).

Solo el año pasado se plantaron 152.000 nuevas hectáreas y se transformaron otras 100.000, según datos de la FAO que maneja el consultor experto en olivicultura, Juan Vilar.

“En España aumentó la superficie un 3% con 79.000 nuevas hectáreas, (35.000 de ellas de transformación de olivar tradicional que pasaron a un modelo intensivo o súperintensivo), lo que eleva ya hasta 2,6 Mha la estructura del país líder en producción, calidad, conocimiento, experiencia y tecnología”. [...ampliar info]

Informaciones relacionadas

<< volver

Zona Privada

Acceso al área privada de la web

Identificación usuario
Editorial Agrícola Conocer la agricultura y la ganadería Libros Agrigultura Ganadería Más que máquinas WEB TV