Editorial Agricola
Industriales

La mejora genética en el cultivo de la remolacha azucarera

17/11/2016

Javier Fuertes, Agroservicio KWS

Mejora de las variedades de remolacha azucarera

Desde el inicio del cultivo hace 200 años la polarización y los rendimientos no han dejado de incrementarse gracias a las mejoras y manejo del cultivo, pero también a la mejora genética. Las primeras variedades azucareras tenían una polarización del 6%, hoy en día estamos en el 18%. Pero la primera gran revolución fue la aparición de las variedades híbridas monogermen genéticas que, en la década de los 90 se impusieron rápidamente, dejando las antiguas variedades multigérmenes en el olvido. La semilla monogermen supuso un incremento del 20% en los rendimientos.

El virus de la Rizomanía (BNYVV)

La Rizomanía ha sido otra batalla ganada por la mejora genética de la remolacha. Este virus afecta a la remolacha en prácticamente todas las zonas remolacheras del mundo que reduce los rendimientos si no se usan variedades tolerantes. El responsable de la infección es el hongo Polymyxa Betae, presente en todos los suelos y que actúa como vector del virus. En España desde hace más de 20 años todas las variedades comercializadas en la zona Norte son tolerantes a Rizomanía. En la zona Sur, de siembra otoñal, la Rizomanía no es tan intensa pero también se han acabado imponiendo las variedades tolerantes. Pero la batalla continúa ya que en los últimos años han aparecido nuevas razas de virus y hace falta una tolerancia más fuerte, en este sentido KWS dispone ya de nuevas variedades de alta tolerancia a las nuevas cepas de Rizomanía, como HENDRIKA KWS o ADVENTURA KWS.

Los Nematodos de los quistes, doble tolerancia Rizomanía-Nematodos

Otro gran problema de la remolacha a nivel mundial son los nematodos de los quistes, el Heterodera schachtii, que vive en el suelo y se introduce en el interior de las raicillas de la remolacha de las cuales toma su alimento. Las hembras, una vez fecundadas, se hinchan y rompen las raicillas, momento en el que son visibles como diminutos gránulos blancos en las raicillas. La hembra puede enquistarse con decenas de huevos en su interior y permanecer varios años en este estado.

Informaciones relacionadas

<< volver

Zona Privada

Acceso al área privada de la web

Identificación usuario
Editorial Agrícola Conocer la agricultura y la ganadería Libros Agrigultura Ganadería Más que máquinas WEB TV