Editorial Agricola
Innovación

Desarrollo de un sistema de recuperación de gases de combustión de biomasa

15/09/2016

Los invernaderos son sistemas productivos que se caracterizan por un uso intensivo pero eficiente de los recursos primarios. Por otra parte, es sabido que el enriquecimiento de CO2 aumenta las tasas de fotosíntesis en las plantas, reduciendo así la contaminación ambiental. Además, en países con climas templados, la utilización de la calefacción es reducida debido al coste de los sistemas tradicionales y de unas necesidades menores de calefacción. El sistema ensayado está compuesto por una caldera de biomasa y un sistema de recuperación de CO2 a partir de los gases de combustión.

Las ventajas son dos: en primer lugar, el ahorro de costes por el uso de combustibles en forma de pellets para calefacción; en segundo lugar, el dióxido de carbono es almacenado durante la combustión para ser utilizado en el enriquecimiento carbónico del invernadero. Un prototipo de esta planta se ha instalado en la Estación Experimental “Las Palmerillas”. El proceso de diseño del conjunto se presenta en este trabajo, donde los diferentes componentes fueron dimensionados para las necesidades de clima del invernadero en términos de entradas de energía. Nótese que en ambos procesos (calefacción y enriquecimiento) la eficiencia energética se mejora mediante la reutilización de material orgánico del invernadero (biomasa) a partir de residuos agrícolas/ industriales, y el CO2 generado a partir del sistema de calefacción. Además, el sistema ha sido patentado por la Universidad de Almería en 2015, Nº de patente P201300422 con fecha de registro el 03 de Agosto de 2015. ¿Por qué utilizar calderas de biomasa?

Las fuentes renovables de energía constituyen, en sus diversas modalidades y aplicaciones, una de las la alternativas más abordables al actual modelo de transformación de energía primaria, caracterizado por su alto impacto ambiental y por el tamaño finito de las reservas de tipo convencional. En este tipo de explotaciones, el empleo de la biomasa como fuente de energía ha experimentado un importante desarrollo en los últimos años, debido a las diferentes iniciativas puestas en marcha desde organismos e instituciones en política de energías renovables.

El aprovechamiento energético de la biomasa tiene como principal ventaja respecto a los combustibles fósiles [1], el presentar un ciclo neutro de CO2 y, por lo tanto no contribuir al efecto invernadero atmosférico. Otras ventajas son la menor emisión de partículas y gases contaminantes como CO, HC y NOx [1]. En el caso de los invernaderos, el uso de la biomasa tiene el valor añadido de que pueden llegar a obtenerse balances negativos de CO2 por la reutilización de las emisiones de la combustión en el enriquecimiento carbónico de los cultivos.

<< volver

Zona Privada

Acceso al área privada de la web

Identificación usuario
Editorial Agrícola Conocer la agricultura y la ganadería Libros Agrigultura Ganadería Más que máquinas WEB TV