Editorial Agrícola
Innovación

Comienza Bioschamp, proyecto europeo en el que participa Fertinagro Biotech

02/10/2020

Desde el 1 de octubre de 2020 está en marcha Bioschamp, una iniciativa internacional  en la que participan 12 socios provenientes de seis países que tiene por objeto dar respuesta a las nuevas necesidades en el cultivo del champiñón en Europa.


Con este proyecto, se busca ofrecer una solución integrada para luchar contra los principales retos de este cultivo: un sustrato sostenible alternativo y bioestimulante, que reducirá la dependencia y uso de pesticidas y contribuirá a mejorar la productividad, la sostenibilidad y la rentabilidad del sector del champiñón europeo.

Con un presupuesto global de 4,2 millones de euros, el proyecto Bioschamp tendrá tres años y medio de duración, hasta abril de 2024, y cuenta con fondos del Programa de la Comisión Europea Horizonte 2020 bajo el tema SFS-04-2019-2020 - Integrated health approaches and alternatives to pesticide use (Nº del Acuerdo de Subvención: 101000651).

La iniciativa está coordinada por la Asociación Profesional de Productores de Sustratos y Hongos de La Rioja, Navarra y Aragón (Asochamp-CTICH) en España. Cuenta, además, con la participación de los socios Fertinagro Biotech, CSIC, Eurochamp, Innovarum, todos ellos en España, y de otros socios europeos: Inagro vzw, Stichting Wageningen Research, Ekofungi, Kekkilä-BVB, NF Fibre B.V., Uprawa Grzybów Łukasz Kiwała y la Universidad de Oxford. En total, reúne a cinco centros tecnológicos de investigación, tres grandes compañías y cuatro pymes.

La industria del champiñón desempeña un papel clave en el sector agroalimentario de la Unión Europea. Nutricionalmente, proporciona alternativas vegetales a las proteínas animales y es una fuente de vitamina D y selenio. Económicamente, está valorada en 33,7 mil millones de euros (2017) y las proyecciones indican que alcanzará los 66,8 mil millones de euros en 2026 (CARG +7,9%).

Se trata de un cultivo singular, con unos requerimientos agronómicos particulares y alta sensibilidad a patógenos fúngicos, que provocan grandes pérdidas a los productores. Aunque históricamente se han empleado fungicidas químicos (pesticidas) para combatir estos patógenos, actualmente, las limitaciones regulatorias respecto al uso de pesticidas y una creciente conciencia en el consumidor están exigiendo desarrollar soluciones alternativas. El nuevo proyecto tiene por objeto dar respuesta a estas nuevas necesidades.

Informaciones relacionadas

<< volver

Zona Privada

Acceso al área privada de la web

Identificación usuario
Editorial Agrícola Conocer la agricultura y la ganadería Libros Agrigultura Ganadería Más que máquinas WEB TV