Editorial Agricola
Economía

La industria de alimentación y bebidas crece por quinto año consecutivo en producción y empleo

En un acto presidido por el secretario general de Agricultura y Alimentación del MAPA, Fernando Miranda, la Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB) ha presentado el Informe Económico Anual correspondiente a 2018, que recoge las principales magnitudes del sector en el ejercicio anterior.

De este estudio se desprende que, a cierre de 2018, la producción de la industria de alimentación y bebidas registró crecimiento positivo por quinto año consecutivo, alcanzando un valor de 116.890 millones de euros, de modo que esta actividad representa el 3% PIB nacional y el 16% del conjunto de la industria española.

En cuanto al consumo, el gasto en alimentación superó de nuevo los 100.000 millones de euros en 2018, correspondiendo el 65,8% al consumo dentro del hogar y el 34,2% a la participación de hostelería y restauración.  Las exportaciones superaron los 30.470 millones de euros, aunque las ventas al exterior se han visto afectadas por la inestabilidad de los mercados internacionales y se mantuvieron estables en dicho ejercicio, tras 8 años consecutivos de crecimiento.

Más empleo

Otro de los datos destacados del informe es la capacidad empleadora del sector, que mejoró de nuevo en el pasado ejercicio, al registrar un aumento de casi el 3% en el número de afiliados a la Seguridad Social, continuando así la tendencia ascendente consolidada en los últimos cinco años. Esto sitúa al sector de alimentación y bebidas como proveedor del 21% del empleo de la industria manufacturera, con 426.300 afiliados en 2018. Cabe destacar en este punto el importante crecimiento del empleo femenino, donde el porcentaje de empleadas en la industria de alimentos y bebidas asciende al 37,2% y 28,5%, respectivamente. Además, este colectivo amplía su visibilidad sobre todo en el área de innovación, donde cerca del 46% del empleo generado en I+D es ocupado por mujeres.

Estas cifras de creación de empleo responden, en parte, a la mejora de la dimensión y estructura empresarial. Y es que en 2018, esta industria registró un incremento del 8% en el número de empresas -el mejor registro en los últimos diez años-, y una subida del 14% en las grandes empresas con más de 500 asalariados.

No obstante, desde FIAB han querido alertar de síntomas de ralentización del sector. “Se empiezan a vislumbrar síntomas de ralentización y cierta debilidad en el contexto económico global, que pueden verse reflejados en las cifras de producción y exportaciones”, afirmó el director general de FIAB, Mauricio García de Quevedo, quien reclamó “medidas concretas que doten de estabilidad y permitan el desarrollo del sector”.

En concreto, la industria pide al futuro Gobierno defender la unidad de mercado, trabajar por una política armonizada y basada en evidencias científicas en nutrición y salud, así como medidas que contribuyan al equilibrio de la cadena en las relaciones comerciales. Además, el sector reclama una apuesta decidida por una comunicación activa que impulse el reconocimiento del sector y sus productos, transitar hacia una economía circular y sostenible, que promueva la competitividad industrial y el equilibrio fiscal y que impulse la internacionalización, la innovación y la digitalización del sector.

Informaciones relacionadas

<< volver

Zona Privada

Acceso al área privada de la web

Identificación usuario
Editorial Agrícola Conocer la agricultura y la ganadería Libros Agrigultura Ganadería Más que máquinas WEB TV