Editorial Agricola
Cultivos

El cultivo del caqui crece exponencialmente en la Comunidad Valenciana

01-12-2015

Los recientes datos oficiales de la encuesta sobre superficies y rendimientos (Esyrce) elaborada por el Ministerio de Agricultura muestran el auge que viene experimentando en la Comunitat Valenciana el cultivo del caqui, cuyo crecimiento se ha materializado en 2.796 nuevas hectáreas, lo que supone un incremento del 23,57% en relación al ejercicio precedente. Es precisamente esa subida tan notable la que viene a compensar en parte la caída global del 0,22% de los cultivos más importantes, emblemáticos y arraigados en la Comunitat Valenciana, cítricos y viña, que siguen perdiendo terreno de manera cada vez más inquietante como consecuencia directa de la falta de rentabilidad, según denuncia la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA). El mencionado estudio concluye que este año se han dejado de cultivar en la Comunitat Valenciana un total de 3.136 hectáreas de cítricos, lo que supone un descenso de la superficie dedicada a la citricultura del 2% respecto al año anterior, mientras que la disminución del suelo ocupado por el viñedo en el territorio valenciano ha sido del 3,35%, al perder un total de 2.386 hectáreas. Otros cultivos al alza, aunque de manera mucho menos significativa en términos de superficie, son el granado y el aguacate.

"Esto es un suma y sigue hacia el desastre -lamenta el presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado- y esa ligera recuperación de la superficie abandonada que tuvimos el año pasado del 2,11% fue un mero espejismo motivado, entre otras causas, por la apuesta que están haciendo muchos agricultores por el caqui, pero la constatación de las cifras de los datos es tozuda y no miente: la falta de rentabilidad que sufren nuestros principales cultivos está forzando a los productores a arrojar la toalla porque no se pueden acumular pérdidas de manera indefinida. La tierra de cultivo abandonada en la Comunitat Valenciana suma ya más de 164.000 hectáreas y eso es un disparate y una barbaridad que no podemos tolerar".
El máximo responsable de esta organización agraria considera que esta última encuesta del Esyrce "no sólo expone en toda su crudeza la gravedad de la situación, sino que obliga a las administraciones y, muy especialmente en este caso a la Administración autonómica, a la conselleria de Agricultura, a tomar cartas en el asunto sin perder ni un minuto". En este sentido, Aguado recuerda que AVA-ASAJA ya ha trasladado a la consellera Elena Cebrián "la necesidad acuciante de trazar con la máxima celeridad una hoja de ruta para la agricultura valenciana que cuente con el consenso de las organizaciones agrarias y los principales partidos políticos y que, por supuesto, contemple de manera prioritaria la realidad de una agricultura productiva como la nuestra.

Además, el informe del Ministerio de Agricultura revela que mientras el suelo destinado al cultivo descendió en la Comunitat Valenciana, en el conjunto de España experimento un aumento del 1,95% tras recuperar para fines agrarios 21.061 hectáreas. En cuanto a los cítricos, es preciso subrayar también que mientras la citricultura valenciana perdía en 2015 las 3.136 hectáreas ya referidas, su principal competidora, la citricultura andaluza, ganaba 1.719 hectáreas para el cultivo de naranjas y mandarinas, un 2,28% más que en el ejercicio anterior. Con todo, y a pesar del descenso paulatino que sufre año tras año, la Comunitat Valenciana sigue teniendo en su territorio el 54% de la superficie citrícola de toda España.

 

 

Informaciones relacionadas
Tags:

<< volver

Zona Privada

Acceso al área privada de la web

Identificación usuario
Editorial Agrícola Conocer la agricultura y la ganadería Libros Agrigultura Ganadería Más que máquinas WEB TV