Editorial Agricola
Cultivos

Consideraciones agronómicas para el cultivo del girasol

Por Gabriel Villamayor Simón, Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León

El girasol se está convirtiendo en una de las alternativas con mayor interés dentro de las rotaciones, especialmente en las dos Castillas y Aragón, donde su superficie tiene una tendencia al alza en los últimos años, sin olvidar que puede sustituir a cultivos con mayores necesidades hídricas en regadío como el maíz, al necesitar menor dotación de riego. Su manejo, a través del conocimiento de su agronomía, puede ser una de las claves para aumentar su rentabilidad, así como la aparición de nuevas variedades con alto contenido en ácido oleico y las tecnologías Clearfield y ExpressSun.




El girasol es un cultivo que, a pesar de haberse implantado en España en los años setenta del pasado siglo, se ha convertido en una alternativa habitual en las explotaciones, motivado por la buena adaptación a las condiciones climáticas de nuestro país y a las menores exigencias en insumos, si bien esto no quiere decir que no haya que realizar las labores correctamente y no aplicar ningún tipo de inputs.

En el total de la superficie nacional, el cultivo de girasol ha disminuido su superficie, motivado principalmente por la bajada en Andalucía, siendo reseñable el aumento de superficie en ambas Castillas, especialmente en Castilla y León.

Para leer el texto completo, suscríbete a nuestra revista Agricultura en el Kiosko Agrario.

Informaciones relacionadas

<< volver

Zona Privada

Acceso al área privada de la web

Identificación usuario
Editorial Agrícola Conocer la agricultura y la ganadería Libros Agrigultura Ganadería Más que máquinas WEB TV