Editorial Agricola
Innovación

Proyecto H2020-LIBBIO. Altramuz andino para tierras marginales y biorrefinerías

13/05/2019

Por María José Suso. Departamento de Mejora Genética Vegetal, Instituto de Agricultura Sostenible (IAS), Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC)

El objetivo del proyecto es desarrollar variedades de altramuz andino para obtener alimentos, productos no alimentarios y bioenergéticos de alto valor añadido adaptadas a condiciones agrícolas europeas mediante la aplicación de tecnologías de vanguardia en  bio-refinería y en mejora genética.


El altramuz andino (Lupinus mutabilis), también conocido como tarwi o chocho, es un cultivo apropiado para tierras marginales debido a su aptitud forrajera, capacidad de fijar nitrógeno, movilizar el fosfato del suelo y el bajo requerimiento de fertilizantes para su cultivo. Para satisfacer las necesidades de biomasa que se prevé demandará Europa en los próximos años y décadas, no se puede confiar exclusivamente en la disponibilidad de las tierras más fértiles, que actualmente se asignan a la producción de alimentos, hay que  aumentar el rendimiento de las tierras marginales. En estas tierras marginales, las variedades de altramuz andino son relevantes y las que pueden suministrar el mayor rendimiento (hasta 80 ton / ha). Es posible seleccionar variedades para obtener un alto rendimiento de ensilado verde o un alto rendimiento de semillas conteniendo más del 20% de aceite, más del 40% de proteínas y siendo el resto de los carbohidratos principalmente oligosacáridos caracterizados como "prebióticos". El altramuz andino se puede cultivar en suelos arenosos y pobres en nutrientes y en tierras fuera de las áreas agrícolas europeas más importantes para la producción de alimentos, extendiéndose y expandiéndose, en lugar de compitiendo con la producción agrícola existente. El altramuz andino es un cultivo de verano en las condiciones de la Europa central y del norte y un cultivo de invierno en las condiciones Mediterráneas.

En el proyecto LIBBIO, la investigación en mejora genética y agronomía se realiza con el objetivo de maximizar el rendimiento y el valor del altramuz tanto con respecto a los agricultores como a las biorrefinerías.  Se desarrolla y se optimiza su procesamiento preindustrial, se analizan las propiedades de las diferentes fracciones y se evalúa su ventaja para los distintos usos industriales. También se desarrollan, como demostración, algunos productos tanto para el consumidor como para la empresa. Por ejemplo, productos de alto valor añadido, como preparados alimenticios saludables, nutraceúticos, cosméticos, biocidas, etc.  Con respecto a su impacto ambiental, también se espera que tenga menos efectos negativos que otros cultivos. No necesita gran cantidad de fertilizantes, enriquece el suelo con nitrógeno y fosfato y, por lo tanto, la expectativa es que sea excelente para la rotación de cultivos y para la regeneración del suelo. El cultivo del altramuz también contribuye al aumento de la biodiversidad del suelo y tiene efectos positivos en las poblaciones de insectos polinizadores como las abejas contribuyendo a la iniciativa europea para la conservación de los polinizadores. Estas propiedades, junto con la viabilidad y el efecto técnico-económico y agrícola en los ingresos de la explotación agraria y de la biorrefinería, serán evaluadas más a fondo durante la ejecución del proyecto.

Informaciones relacionadas

<< volver

Zona Privada

Acceso al área privada de la web

Identificación usuario
Editorial Agrícola Conocer la agricultura y la ganadería Libros Agrigultura Ganadería Más que máquinas WEB TV