Editorial Agricola
Innovación

El valor de la innovación: de la semilla a la mesa

12/06/2018

Para la mayor parte de los consumidores el proceso que atraviesa un producto desde que se concibe hasta que llega a su mesa es prácticamente desconocido. Mucho más ajena le resulta la tecnología agroalimentaria y cómo es posible que en una simple semilla se concentre todo un proceso de innovación capaz de dar origen a productos revolucionarios en su categoría. 


Por Marta Fernández, periodista agroalimentaria

A grandes rasgos podemos decir que por innovación nos referimos a la modificación de ciertos atributos u elementos de un producto para mejorarlo. En alimentación esta capacidad es asumida por la tecnología agroalimentaria, que, a través de la I+D+i, es capaz de dar origen a nuevos productos e incluso a nuevas categorías de producto. Ahora bien, esta es una definición muy genérica y que, por tanto, admite matices.

Para el conocido consultor David del Pino, el término ‘tecnología agroalimentaria’ es muy amplio, ya que “agrupa a cualquier tecnología que haya o vaya a tener aplicación en la cadena agroalimentaria”. Lo novedoso, continúa “es que empiezan a incorporarse tecnologías que, aunque ya desarrolladas para otras aplicaciones, pueden tener un impacto definitivo en el futuro de la alimentación”.

Se busca satisfacer a todos los eslabones de la cadena y cómo es posible que el desarrollo de una simple semilla sea capaz de revolucionarlos

Aurelio Estopiñán, responsable de desarrollo de Sakata Seed Ibérica, indica que “es el conjunto de procesos físicos, químicos y biológicos que, actuando sobre materias primas de origen animal o vegetal, obtienen productos alimenticios de la máxima calidad nutricional, organoléptica y sanitaria”. Se incluirían en estos procesos la obtención del vegetal, los métodos y técnicas de cultivo, procesado y envasado de los productos, transporte y distribución hasta el consumidor. “Con esta tecnología se busca que los alimentos que consumimos tengan la máxima calidad, que los procesos de cultivo, manufacturación y distribución sean lo más respetuosos con el medio y que, en definitiva, alimentar a toda la población sea lo más sostenible posible”, añade.

Por su parte, Joaquín Hidalgo, coordinador general de Grupo AGF (Sandía Fashion), añade que, además, el propósito de la tecnología agroalimentaria es mantener la competitividad de las industrias de sector, actividad que incluiría “desde el diseño y producción de un producto, hasta el envasado y postcosecha del mismo”. Un proceso que comprende aspectos tan importantes como innovación, desarrollo e investigación o logística. Y teniendo en cuenta que la industria agroalimentaria es quizás la de más peso en España, continúa, es por lo que “es tan importante que nuestras empresas sean competitivas”. [... ampliar info]

Informaciones relacionadas

<< volver

Zona Privada

Acceso al área privada de la web

Identificación usuario
Editorial Agrícola Conocer la agricultura y la ganadería Libros Agrigultura Ganadería Más que máquinas WEB TV