Editorial Agrícola
Maquinaria

La COVID-19 reafirma a John Deere Ibérica en su estrategia de transformación en empresa tecnológica

10/06/2020

Bajo el lema “tiempo de ayudar”, John Deere convocó el miércoles 10 de junio su primera rueda de prensa virtual periodistas de España y Portugal. Durante este encuentro, miembros del equipo directivo de John Deere Ibérica, tanto de la unidad comercial como de la fábrica de Getafe, abordaron desde distintas perspectivas la nueva situación del sector una vez superados los momentos centrales de la crisis provocada por la COVID-19.

Por Ángela Fernández, periodista agroalimentaria


El director general de John Deere Ibérica, Enrique Guillén; el director general de fábrica de John Deere Ibérica, Mario de Miguel; el gerente de Servicio y Formación, José Carlos Herráez; el gerente general de Ventas de John Deere Bank, Ernesto Flaquer; el gerente de Marketing Táctico de la firma, Alfonso Lorenzi; junto con el gerente de la concesión de John Deere Agritrasa Autoagrícola, Javier Moreno-Cid, fueron los encargados de conducir el encuentro virtual, en el que explicaron a los medios cómo han adaptado su forma de trabajar para seguir dando servicio a sus clientes que forman parte de un sector que se ha demostrado clave para la sociedad en los últimos meses.

Así, tanto Enrique Guillén como Mario de Miguel explicaron que, gracias a los protocolos y a los planes de contingencia con los que cuenta la compañía, pudieron adelantarse a los acontecimientos y, desde el día 11 de marzo, activar el teletrabajo en las unidades comercial y financiera. Además, la fábrica de Getafe tan solo dejó de operar un día y medio para adaptar los procesos a las nuevas necesidades sanitarias y de seguridad. En este sentido, Enrique Guillén puso en valor la fuerza de marca de John Deere a nivel mundial: “Nuestra fábrica más representativa en Europa, Mannheim, solo ha parado una semana para aplicar medidas de distanciamiento social, mientras que algunas fábricas de otras marcas han estado paradas seis o siete semanas”. Esto, junto con el buen funcionamiento de los almacenes y distribución de repuestos, les ha permitido mantener la actividad de sus concesiones para que estas, a su vez, pudiesen dar el servicio necesario a sus clientes finales, los agricultores y ganaderos.

La digitalización ha sido clave

Uno de los puntos en los que hicieron hincapié todos los directivos de la compañía fue en la importancia que han tenido durante esta crisis las herramientas tecnológicas y, en este sentido, Guillén destacó la transformación digital iniciada hace 25 años por la compañía, con su división propia de agricultura de precisión. “La COVID marcará un antes y un después en muchos aspectos y uno de ellos será la aceleración de la transformación digital y la profesionalización de las empresas”, un camino que John Deere ya inició hace tiempo y que ahora acelerará “todavía más”, afirmó Enrique Guillén, que incidió en el hecho de que “John Deere ha dejado de ser una empresa ‘de hierro’ para convertirse en una empresa tecnológica’.

Por su parte, Mario de Miguel incidió en la importancia que van a tener la tecnología y la digitalización a partir de ahora, remarcando que “John Deere va a estar a la cabeza en este sentido en el sector”. El director general de la fábrica de Getafe destacó la labor de responsabilidad social corporativa que se ha llevado a cabo en el centro, así como la importancia que se ha dado desde el primer momento a las condiciones de seguridad en las que trabajan sus empleados y que les han permitido seguir avanzando en los componentes de la nueva cosechadora X9 sin retrasar su puesta en el mercado. “La crisis ha puesto de manifiesto la resiliencia que tenemos, porque hemos sido capaces dentro de la sociedad y de John Deere de darle la vuelta a una situación muy complicada. Hemos conseguido sacar adelante la cosechadora X9 y hemos conseguido mantener las operaciones en todas las fábricas del mundo”.

Respecto a los avances en digitalización, el gerente de Servicio y Formación, José Carlos Herráez, destacó la relevancia que durante esta crisis ha tenido el servicio posventa con la posibilidad de atender a los clientes de forma remota, gracias a Connected Support y al software para la diagnosis de vehículos Service Advisor Remote.

De cara al futuro

Una de las novedades que se desgranaron en el encuentro virtual fue el plan especial de financiación “Tiempo para ti”, que, tal y como explicó Ernesto Flaquer, ofrece préstamos a medida permitiendo aplazar la primera cuota a enero de 2022. De este modo, buscan ayudar a aquellos clientes que sufran momentos de incertidumbre económica, dándoles tiempo para reestructurar y acondicionar sus negocios sin que por ello tengan que renunciar a cubrir las necesidades de maquinaria que les surjan. Asimismo, Flaquer puso en valor la apuesta de John Deere por el sector del alquiler, a través de la solución Ploou, una app independiente a la firma, que facilita otra forma de acceso a la maquinaria a aquellos que quieran seguir operando sin realizar una compra.

En cuanto al futuro de la firma a medio-largo plazo, Enrique Guillén mostró un “optimismo responsable”, resultado de la capacidad de reacción de la marca, de su modelo de concesiones fuertes y profesionalizadas, que “se ha puesto en valor estas semanas”, y de su capacidad para dar servicio remoto al agricultor gracias a la conectividad. Guillén aseguró que las inversiones no se han parado por la COVID, sino que “se han pospuesto” y se mostró esperanzado ante las expectativas de que una más que probable buena campaña agrícola compense la caída de ventas prevista, que podría situar la cifra a final de año entre “9.000 y 9.500 unidades”, lo que en ningún caso hará que se alcancen los mínimos históricos de 8.000 unidades que se anotaron en el pasado en el mercado español.

Informaciones relacionadas

<< volver

Zona Privada

Acceso al área privada de la web

Identificación usuario
Editorial Agrícola Conocer la agricultura y la ganadería Libros Agrigultura Ganadería Más que máquinas WEB TV