Editorial Agrícola
Sanidad y nutrición

KÆLTIA ayuda a integrar la sostenibilidad en las empresas a través del ecodiseño

23/09/2022

En la actualidad no existen dudas sobre la necesidad de cambio que está pidiendo el planeta. El impacto ambiental que lleva actuando durante años muestra señales de que la economía lineal basada en la extracción, uso y desecho de los productos y servicios no es óptimo ni viable, lo cual ha llevado al agotamiento de recursos naturales no renovables, pérdida de biodiversidad, empobrecimiento de ecosistemas, desigualdad de recursos, y otros impactos que cada día se ven en incremento.


Afortunadamente, los organismos gubernamentales, las empresas y los consumidores cada día son mas conscientes de esta creciente preocupación. Para hacer frente a este problema medioambiental se requiere un compromiso a nivel mundial, apostando por soluciones factibles como el ecodiseño de productos y servicios y la economía circular, apoyándose en asesores expertos en esta materia como KÆLTIA.

Actores implicados en la búsqueda de la solución

A medida que elevamos nuestros sistemas económicos, nos acercamos cada vez más a satisfacer las necesidades de los ciudadanos, como son la educación, seguridad, asistencia médica, y, como consecuencia de estas acciones, una disminución del impacto ambiental.

Los gobiernos y los ciudadanos tienen un rol determinante en la disminución de los impactos ambientales donde las empresas también pueden jugar un papel fundamental y de gran importancia.

La circularidad no tiene vuelta atrás “a lo lineal”, es una medida que se necesita llevar a cabo con urgencia debido a los cambios medioambientales que el planeta ha sufrido en las ultimas décadas.

Las empresas pueden presentar iniciativas representativas mediante la colaboración entre ellas y la innovación de sus productos, generando un ambiente facilitador para realizar mejoras en el sector, siempre y cuando la funcionalidad y calidad de los productos no se vean afectados, al igual que la rentabilidad de estos.

Existen áreas prioritarias dentro de la comercialización de productos y servicios para atender las necesidades en la población, como la alimentación, la vivienda, la movilidad y la vestimenta, que necesitan un foco de atención debido al alto porcentaje de impactos negativos y gases de efecto invernadero que aportan al medio ambiente.

Según el trabajo que se expone en “The Circularity Gap Report” realizado por Circle Economy cada año, se estima que el 70% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero están relacionadas con el manejo y uso de materiales y que en el año 2019 emitimos 59,1 billones de toneladas de gases de efecto invernadero. Adicionalmente, informan que el 80% de todas estas emisiones están relacionas con la vivienda, la movilidad y la alimentación.

Agricultura y economía circular

La agricultura es la base de nuestra alimentación y por esta razón debe ser dotada de herramientas y soluciones que ayuden a disminuir los impactos ambientales, entre las cuales se destaca la huella de carbono.

Tradicionalmente los productos alimentarios tienen ciclos de vidas cortos, lo que conlleva a consumirlos rápidamente y, al mismo tiempo, generar grandes cantidades de residuos. Entre las principales industrias contaminantes se presentan las del ganado y los cultivos.

Una producción sostenible en la agricultura puede traer consigo grandes beneficios. Para lograr esto, hay que crear nuevas estrategias y elevar la cultura en la población sobre su elección de consumo de alimentos altamente procesados frente a alimentos producidos orgánicamente o de una forma más sostenible. La educación en este sentido permitiría innovar, asentar metodologías y aumentar la aceptación de un nuevo sistema circular, que comprenda alimentos de temporada, de proximidad y sobre todo sostenibles.

Como empresas en el sector se puede seguir manteniendo la relación calidad-precio con una nueva variable en la ecuación, como es la sostenibilidad, aumentando así sus competencias en el mercado y el marketing de sus negocios. Esto puede lograrse mediante correctas implementaciones y certificaciones dentro del sistema de calidad, mejorando el diseño del producto, valorando nuevos envases, diversificando las líneas de productos, evitando monocultivos y la deforestación, entre muchas otras opciones que se pueden tomar en cuenta para escalar a las empresas hacia un nuevo modelo de producción más sostenible.

Beneficios de la economía circular y el ecodiseño en las empresas

La economía circular y el ecodiseño en las empresas permiten aportar diferenciación y valor añadido a sus clientes. Al mismo tiempo implica, en muchas ocasiones, un ahorro desde un punto de vista económico y, por supuesto, una reducción de impactos al medio ambiente.

El ecodiseño aporta una base fundamental en la economía circular, pues al momento de diseñar un producto se toman en consideración factores medioambientales y se reemplazan estrategias de uso excesivo de recursos y de mejoras en el consumo de energías. Teniendo en cuenta el coste actual de los recursos como las materias primas y la energía, aplicar mejoras en el sistema de producción supondría una reducción de costes que favorecería la supervivencia de muchas empresas.

El diseño inicial de un producto o servicio es clave, es el momento idóneo para llevar a cabo el ecodiseño y aprovechar al máximo el proceso de conceptualización de la idea en cuestión, tomarse el tiempo adecuado y contar con la asesoría correcta en esta etapa supondría la obtención de beneficios de alto impacto a nivel de sostenibilidad para el producto y un ahorro de costes significativo para la empresa.

La reducción, reciclaje y reutilización de materiales y productos se han establecido durante décadas de manera sistemática para una correcta ejecución de una economía circular, queda claro que no basta únicamente con el reciclado, y se deben tomar en consideración elementos como una correcta elección del material, la oportunidad de reutilizar el producto, alargar lo máximo posible su vida útil, la dualidad de funciones o hasta el hecho de compartir los bienes para reducir la producción innecesaria de productos.

Se ha visto que por sí solo el reciclaje no evitó alcanzar los niveles de contaminación ambiental que sufre el planeta en la actualidad, sino que el reciclaje de materiales por sí mismo también contamina, y al promoverlo de forma sistemática, se sigue con ello sosteniendo grados de contaminación que serían evitables.

Empresas más verdes y sostenibles con KÆLTIA

En KÆLTIA Compliance Services hemos diversificado nuestros servicios, aportando a nuestros colaboradores y clientes una nueva línea de negocios, “KÆLTIA Ecodesign” en donde contamos con profesionales altamente cualificados para proponer mejoras estratégicas de ecodiseño y economía circular.

Brindamos soluciones específicas y viables en el ecodiseño de productos y servicios con la finalidad de disminuir el impacto ambiental durante el ciclo de vida. Valoramos la cadena de comercialización y asesoramos para obtener procesos más eficientes que permitan reducir el exceso de consumo de recursos y energía. Nos encargamos de realizar un plan de gestión de residuos y buscamos la mejor forma de dar una segunda vida mediante la revalorización de subproductos.

La huella de carbono, las declaraciones ambientales de producto, el ecoetiquetado, ecodiseño, los planes de gestión de residuos y las asesorías especificas según requerimientos, son algunos de los servicios que ofrecemos en KÆLTIA Ecodesign.

Informaciones relacionadas
Tags:

<< volver

Zona Privada

Acceso al área privada de la web

Identificación usuario
Editorial Agrícola Conocer la agricultura y la ganadería Libros Agrigultura Ganadería Más que máquinas WEB TV