Editorial Agrícola
Economía

La alimentación española exige al Gobierno medidas contra los aranceles de Trump

10/01/2020

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación en funciones, Luis Planas, y la ministra de Industria, Comercio y Turismo en funciones, Reyes Maroto, se reunieron este jueves con organizaciones de sectores agroalimentarios afectados por los aranceles que aplica EE. UU. a productos europeos como represalia por el conflicto entre las compañías aéreas Airbus y Boeing.


Estas organizaciones, agrupadas en una plataforma, trasladaron a los dos miembros del Ejecutivo su “máxima preocupación” por la situación. Por su parte, los ministros expusieron la situación actual del conflicto y las gestiones del Gobierno frente a los aranceles.

“La injusta imposición de aranceles por parte de Estados Unidos a productos españoles no es una cuestión sectorial, sino un problema de Estado”, aseguró el  director general de la Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB), Mauricio García de Quevedo, en nombre de la plataforma. 

Los representantes de la agroalimentación española insistieron en la importancia de las negociaciones bilaterales y de la Unión Europea y pusieron de manifiesto “la importancia de que la Administración ofrezca compensaciones a los sectores afectados mientras estén en vigor las medidas del Gobierno estadounidense”.

Según transmitieron Planas y Maroto, el Ejecutivo trabaja de manera activa tanto ante la Comisión Europea (CE), que negocia en nombre de la UE, como con contactos bilaterales con la Administración Trump para intentar conseguir una solución negociada al conflicto.

Planas reconoció que los aranceles son “profundamente injustos” porque afectan a un sector que nada tiene que ver con el origen del conflicto, y confirmó que el Gobierno está haciendo “todo lo que está en su mano” para promover que la CE articule más medidas de apoyo compensatorias.

Hasta el momento, Bruselas ha anunciado la activación de mecanismos de ayuda de gestión de crisis de la PAC, como la ayuda al almacenamiento privado, y la activación de medidas de promoción en terceros países y en el mercado interior. En noviembre adoptó el programa de trabajo para 2020, que prevé destinar 200,9 millones de euros para programas de promoción, en los que se incrementa la financiación comunitaria y se flexibiliza la posibilidad de cambiar de país de destino.

Asimismo, a través de ICEX, España está reforzando los programas e instrumentos de promoción ya consolidados.

La plataforma de sectores agroalimentarios ha calificado el encuentro como “fructífero” y las partes han destacado la importancia de la comunicación fluida entre los afectados y la Administración. También han expresado su confianza en las negociaciones mantenidas entre el comisario de Comercio, Phil Hogan, con representantes del gobierno norteamericano.

Los sectores del aceite de oliva y la aceituna de mesa critican la "falta de reacción"

Por su parte, los sectores del aceite de oliva y la aceituna de mesa se han lamentado por la “falta de reacción ante los ataques que están sufriendo nuestros alimentos en el mercado de Estados Unidos”, y exigen conjuntamente “un plan de acción y soluciones”.

En concreto, las interprofesionales del aceite de oliva español y de la aceituna de mesa exigen al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, “que se ponga al frente de la defensa de nuestros intereses como nación, sin más dilación”. Ambas organizaciones han solicitado una “reunión urgente” en Moncloa.

“La situación es de tal gravedad que no es posible confiar únicamente en el papel negociador de la Unión Europea. Tiene que ser España directamente la que intensifique la batalla por unos sectores que están sufriendo la expulsión del mercado americano por la imposición de aranceles adicionales que impiden competir en igualdad de condiciones con el resto de producciones europeas y/o mundiales. Un ataque injustificado que se ha dirigido, con toda la intención, contra nuestras producciones alimentarias más emblemáticas y asentadas en el mercado norteamericano y apreciadas por sus consumidores como referentes de calidad”, señalan.

La plataforma de afectados por los aranceles norteamericanos la componen Cooperativas Agro-alimentarias de España, las organizaciones profesionales agrarias Asaja, COAG y UPA), la Federación de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB), la Federación Española del Vino (FEV), la Federación Española de Asociaciones de Productores Exportadores de Frutas y Hortalizas (Fepex), la Asociación Española de la Industria y Comercio Exportador de Aceite de Oliva (Asoliva), la Asociación de Exportadores de Aceitunas de Mesa (Asemesa), la Federación Nacional de Industrias Lácteas (Fenil), la Asociación Nacional de Industrias de la Carne de España (Anice) y la Federación Empresarial de Carnes e Industrias Cárnicas (Fecic), la Federación Española de Bebidas Espirituosas (Febe), la Conferencia Española de Consejos Reguladores Vitivinícolas (CECRV) y la Federación Nacional de Asociaciones de Transformados Vegetales y Alimentos Procesados (Fenaval).

Informaciones relacionadas

<< volver

Zona Privada

Acceso al área privada de la web

Identificación usuario
Editorial Agrícola Conocer la agricultura y la ganadería Libros Agrigultura Ganadería Más que máquinas WEB TV