Editorial Agrícola
Maquinaria

El sector de la maquinaria se adapta para garantizar el servicio durante la crisis del coronavirus

21/04/2020

La propagación del coronavirus por todo el mundo ha puesto de manifiesto la importancia del sector primario para alimentar a la población. Agricultores y ganaderos siguen trabajando en las actuales circunstancias y las empresas de maquinaria agrícola hacen un esfuerzo por proporcionar los servicios necesarios para que los productores puedan seguir operando con sus tractores implementos.


Este es el caso de firmas como New Holland, John Deere, Claas, Kubota, Agriargo Ibérica o AGCO, que han emitido sendos comunicados en los que explican cómo se están adaptando a la situación derivada de la crisis sanitaria y del estado de alarma, y muestran su compromiso con el sector agrario.

Concesionarios y centros de producción de John Deere siguen trabajando

Al inicio de la actual situación de alerta sanitaria, John Deere anunció que, siempre que las circunstancias lo permitiesen, mantendría la actividad en sus almacenes de repuestos y fábricas, con el fin de apoyar a los productores agrícolas en el mantenimiento, la reparación y la producción de la maquinaria en las circunstancias generadas por la pandemia de Covid-19.

De este modo, la red de concesionarios de John Deere ha seguido trabajando, manteniendo la prudencia y las precauciones necesarias, para dar servicio a todos los agricultores y ganaderos, que se encargan de abastecer y alimentar a la población.

La multinacional americana reiteraba así su compromiso con el sector primario, lanzando un mensaje de confianza a la sociedad española: “como parte de la cadena agroalimentaria, tenemos la responsabilidad de apoyar la gran labor que desarrollan los agricultores y ganaderos de este país para abastecer la demanda de alimentos; por eso nuestra obligación, como compañía, es facilitarles el camino para que su maquinaria continúe trabajando a pleno rendimiento”, afirmó el director general de John Deere Ibérica, Enrique Guillén.

En un reciente comunicado la firma ha ratificado el mantenimiento de la actividad industrial en todas sus fábricas en Europa, para satisfacer la demanda de maquinaria, componentes y repuestos, reforzando así su compromiso con agricultores y concesionarios. Para ello, la compañía ha tenido que adaptar los procesos de producción para poder garantizar la salud y seguridad de todos los empleados, que es su máxima prioridad en estos momentos.

En este sentido, la fábrica de John Deere en Getafe, que suministra componentes esenciales a muchas plantas de producción de John Deere a nivel internacional, no ha sido una excepción. En colaboración con las autoridades sanitarias, la dirección ha establecido un riguroso protocolo de normas de prevención de obligado cumplimiento para minimizar el riesgo de contagio entre la plantilla, salvaguardando la salud, seguridad e integridad de sus más de 1.000 empleados. “Desde John Deere estamos comprometidos a compatibilizar la actividad industrial con la seguridad de nuestros empleados, proveedores, concesionarios y clientes, que son nuestra máxima prioridad”, ha asegurado el director general de la fábrica de John Deere en Getafe, Mario de Miguel.

CNH y sus marcas trabajan para garantizar su servicio de recambios

CNH Industrial Aftermarket Solutions y las marcas de la compañía New Holland Agriculture, Steyr y Case IH están tomando medidas adicionales para proteger las fuerzas de trabajo conjuntas y asegurar altos niveles de servicio a concesionarios y clientes durante la situación excepcional provocada por la pandemia de coronavirus.

En CNH Industrial Aftermarket Solutions, la división que garantiza la excelencia global de las piezas y el servicio técnico dentro de CNH Industrial, están haciendo un esfuerzo adicional para mantener las operaciones de recambios en funcionamiento en las actuales circunstancias. El objetivo es apoyar a los concesionarios en el servicio de las necesidades de los agricultores, siendo la salud y la seguridad de todos los involucrados la principal prioridad.

Teniendo en cuenta estas premisas, la compañía ha informado de que los almacenes de piezas europeas funcionan como de costumbre, respetando las directrices de salud y seguridad de los gobiernos locales. Además, los transportes en curso en la mayoría de los casos se están realizando sin retrasos en comparación con los plazos de entrega normales.

En todas las sedes europeas, tanto el soporte de recambios como los responsables de ventas de recambios están trabajando a distancia para asegurar el mismo nivel de servicio al tiempo que se protege la salud y seguridad de los empleados. Los concesionarios están abiertos o disponibles por teléfono para apoyar a los clientes que soliciten piezas esenciales para el mantenimiento y el apoyo del trabajo de campo. Asimismo, los equipos de soporte técnico están trabajando a distancia, pero totalmente disponibles para apoyar a concesionarios y clientes.

En cuanto a la formación, aunque el acceso a las escuelas de formación técnica está actualmente suspendido, hay una amplia selección de cursos en línea a los que los técnicos de los concesionarios pueden acceder de forma remota. Se están organizando sesiones de formación en aula virtual para mantener a los técnicos de los concesionarios totalmente actualizados sobre los avances técnicos de los productos, aprovechando la Training WebAcademy para impartir la formación más urgente a la red de concesionarios.

Claas adapta su producción a la situación

La propagación del coronavirus y las crecientes restricciones que afectan a la cadena de suministro han llevado a Claas a anunciar la reducción de la producción en serie en su planta de Harsewinkel (Alemania) de manera controlada durante varios días.

Inicialmente se hará de forma discontinua durante tres semanas, hasta el 17 de abril. Si bien muchas delegaciones nacionales e internacionales de Claas continúan funcionando -aclara la compañía en un comunicado-, la producción en Francia ya se vio reducida días atrás.

“Estamos preparados y podemos actuar, como empresa familiar, después de las experiencias en China, Italia, Francia y otros países, desde una posición de fortaleza. Nuestra tecnología de cosecha es una herramienta importante para la nutrición de la población mundial. Por lo tanto, el objetivo ahora es organizar esta reducción controlada de la producción en serie de forma adecuada y reunir fuerzas para las tareas inminentes”, explica el CEO de Claas, Thomas Böck.

Actualmente, se está elaborando un acuerdo con los empleados de la planta alemana para el trabajo a jornada reducida y la compensación económica, y se ha iniciado la reducción controlada de la producción en serie. “Proporcionaremos al mercado tantas máquinas como sea posible. La amplia gama de maquinaria nueva y usada disponible actualmente en nuestra red de distribuidores nos ayudará”, afirma Böck.

A excepción de la reducción de fabricación controlada, en Harsewinkel habrá otras divisiones que podrán continuar con su trabajo a pesar de las difíciles condiciones. Esto incluye, entre otras tareas, el envío de máquinas y repuestos, así como la reconstrucción y acabado, además de la producción de repuestos y las revisiones especiales.

Kubota España, comprometida con el sector agrario

La compañía ha anunciado que mantendrá operativos, en la medida de lo posible y conforme se sucedan los acontecimientos provocados por el Covid 19, la mayor parte de sus concesionarios en España para apoyar a los profesionales del campo, cuya labor es fundamental de cara a garantizar el abastecimiento alimentario a toda la población.

En nuestro país, mantendrá, por tanto, su actividad en la práctica totalidad de sus concesionarios, garantizando el suministro de repuestos y  sus servicios técnicos. La firma, está especialmente sensibilizada con la situación actual y particularmente la que vivimos en España. Por ello, explica en un comunicado "está convencida de que la unión, determinación y fortaleza de nuestro país, será clave para detener la pandemia".

Así lo ha corroborado su presidente, Germán Martínez Sainz-Trápaga, quien ha manifestado: “seguimos trabajando con nuestra Red de Concesionarios para dar apoyo total a nuestros agricultores y ganaderos, héroes siempre y más ahora cuando tienen que alimentar a una población retenida en sus casas”. Asimismo, Martínez Sainz-Trápaga insiste en que el sector agrícola es fundamental para parar esta crisis, "por ello debemos trabajar codo con codo todos los profesionales. El campo no puede parar. Nosotros tampoco lo haremos si nos obligan. Nuestros agricultores y ganaderos necesitan mantener su capacidad productiva por el bien de la sociedad".

AgriArgo Ibérica también garantiza la actividad agraria

La filial española del Grupo Argo Tractors ha emitido un comunicado con un mensaje de ánimo y tranquilidad a todos los agricultores y ganaderos, en el que asegura que, gracias al stock con el que cuenta AgriArgo Ibérica, los profesionales del campo pueden contar con el apoyo de la firma para asegurar el abastecimiento de alimentos a la población.

Para que puedan seguir trabajando día a día en las actuales circunstancias, AgriArgo Ibérica asegura a los productores agropecuarios el máximo apoyo a través de su red de concesionarios y de su propia central en Villamarciel (Valladolid). “La previsión de la filial española a la hora de contar con un stock amplio de tractores y la coordinada gestión de nuestro departamento de repuestos nos permite seguir ofreciendo a nuestro sector primario todos aquellos equipos que necesiten para que su actividad no se vea mermada. Por supuesto, siempre respetando las restricciones impuestas por la declaración del estado de alarma en nuestro país y asegurando en todo momento la seguridad tanto de nuestro personal como de nuestros clientes”, señala el director general de AgriArgo Ibérica, Andrés Moradas.

Así, los agricultores y ganaderos tienen a su disposición la amplia red de concesionarios Landini y McCormick, así como el personal de la central, con los que pueden contar a la hora de seguir trabajando. La alta capacidad y óptima gestión de recursos de stock con que cuenta Agriargo Ibérica y su red de concesionarios le permite seguir operando en todos sus departamentos con relativa normalidad, dentro de la prudencia requerida en el actual escenario.

AGCO se adapta ante el impacto del Covid-19

El grupo fabricante y distribuidor mundial de equipos e infraestructuras agrícolas ha emitido un comunicado en el que ofrece información actualizada sobre la incidencia que la crisis del coronavirus está teniendo en la compañía y sobre cómo está afrontando la situación. Así, AGCO está reduciendo ventas, ganancias y producción, y priorizando el apoyo a la demanda de servicio por parte de concesionarios y clientes.

“En AGCO, estamos focalizados en la seguridad de nuestros empleados, nuestros concesionarios y los agricultores y ganaderos mundiales a la vez que hacemos nuestra parte para minimizar el impacto de esta pandemia”, afirma el CEO y presidente de AGCO, Martin Richenhagen. “Los equipos de AGCO son clave para sustentar la producción de alimentos a través de todas las fases del ciclo de cultivo y se extienden a la producción de proteína animal. La demanda de cereal y proteína continuará durante la crisis, y AGCO continuará priorizando el apoyo a nuestros concesionarios y agricultores y ganaderos para ayudar a promover la seguridad alimentaria”, indica.

La crisis sanitaria por la expansión del coronavirus Covid-19 y la incertidumbre en torno tanto a su duración como a la magnitud de su impacto, han causado que AGCO esté reduciendo sus ventas, ganancias y otros indicadores. En este contexto, la compañía ha reducido significativamente la producción, o incluso la ha suspendido en varias fábricas europeas, principalmente debido a la escasez y las restricciones en la cadena europea de abastecimiento. Asimismo, prevé que con el tiempo se produzcan interrupciones de la producción en otras regiones. Durante la suspensión de la producción, el grupo sitúa como su máxima prioridad el apoyo a la demanda de servicio por parte de los concesionarios y clientes.

AGCO asegura que proveerá una actualización de la situación junto con el anuncio de sus ganancias en el primer trimestre, y no espera dar ninguna información adicional hasta entonces.

Massey Ferguson apoya a clientes, concesionarios y empleados

La marca del grupo AGCO ha anunciado un paréntesis temporal en su actividad productiva, a pesar de lo cual los equipos de Massey Ferguson continúan apoyando a los concesionarios y clientes en su trabajo diario, para que puedan continuar con la producción de alimentos en estos momentos críticos.

Siguiendo las pautas corporativas y de responsabilidad para garantizar la salud y seguridad de sus empleados, y teniendo en cuenta la escasez de proveedores, Massey Ferguson tomó la decisión de suspender la producción en la fábrica de Beauvais desde el pasado 17 de marzo. La misma decisión se tomó en la fábrica de cosechadoras de Breganze en Italia, adoptando medidas que aseguren la actividad una vez que la situación permita reiniciar la producción. Por el contrario, las fábricas de implementos de heno y forraje de AGCO, Feucht y Wolfenbüttel, en Alemania, todavía están produciendo y enviando productos a los concesionarios.

“Como parte de AGCO, Massey Ferguson se mantiene firme ante la incertidumbre del coronavirus. Nuestros empleados en todo el mundo están a la altura de las circunstancias y toman medidas para protegerse a sí mismos, a nuestros clientes y a nuestra sociedad”, señala el vicepresidente y director general de Massey Ferguson para Europa y Oriente Medio, Thierry Lhotte, en el comunicado de la marca. Desde finales de febrero, añade, “aumentaron drásticamente nuestros esfuerzos de limpieza y se comenzaron a implementar medidas como teletrabajo o cambios escalonados para seguir las recomendaciones de distanciamiento social”.

Lhotte señala como “principal prioridad” el apoyo a las demandas de servicio de los concesionarios y clientes, “es parte del ADN de nuestra marca”, afirma. Por ello, continúan en funcionamiento los almacenes de AGCO Parts, cuyo principal almacén está en Ennery (Francia), para poder dar soporte a agricultores y ganaderos. “Nuestros equipos de recambios y servicio técnico, junto con nuestros equipos de talleres de los concesionarios también continúan trabajando sin interrupciones para poder seguir ofreciendo soporte líder en la industria en este momento tan difícil”, indica Thierry Lhotte.

Este esfuerzo incluye entrega de piezas, servicio, así como una flota disponible de inmediato de 350 tractores de cortesía como parte del programa MF Always Running en España, Francia, Alemania, Reino Unido, Irlanda, Italia, Polonia, Noruega y Dinamarca. Asimismo -apunta el vicepresidente y director general-, “el equipo de Massey Ferguson en Beauvais, junto con GIMA, han donado 10.000 mascarillas, así como guantes y monos” de su stock al Hospital Beauvais.

Además de todas estas medidas, la marca está adaptando su organización y preparándose para poder reiniciar la producción y todas las actividades en el menor tiempo posible cuando las condiciones sanitarias y la disponibilidad de piezas de los proveedores lo permitan.

Informaciones relacionadas

<< volver

Zona Privada

Acceso al área privada de la web

Identificación usuario
Editorial Agrícola Conocer la agricultura y la ganadería Libros Agrigultura Ganadería Más que máquinas WEB TV