Editorial Agricola
Maquinaria

Calibración, la clave para un uso eficiente de los fitosanitarios

26/09/2017

Por: Jordi Llop; Emilio Gil
Unidad de Mecanización Agraria. Departamento de Ingeniería
Agroalimentaria y Biotecnología. Universidad Politécnica de Cataluña.


La optimización de la aplicación de los productos fitosanitarios es clave para la sostenibilidad económica y medioambiental de las explotaciones.

El uso de los equipos de aplicación de estos productos juega un papel clave para una correcta distribución de éstos en los cultivos.

La selección adecuada de los parámetros de trabajo tales como el tamaño de la gota, el volumen de aplicación o el tipo de pulverizador determinarán la eficiencia del tratamiento. Para todo esto es fundamental calibrar bien los equipos de aplicación, a través de la selección de las boquillas y la cuantificación del caudal que deben emitir en función de la velocidad de avance.

Este proceso debe finalizar siempre midiendo el caudal de cada boquilla, puesto que nos indicará en primer lugar, que estamos cumpliendo el objetivo deseado y en segundo lugar, que la boquilla funciona correctamente.

 

El uso de productos fitosanitarios en agricultura es un tema de elevada sensibilidad tanto a nivel social como a nivel gubernamental.

La Directiva de uso sostenible 127/2009/CE así lo pone de manifiesto y por este motivo promueve un uso sostenible de los fitosanitarios a través de técnicas alternativas a estos productos y de un manejo seguro de los residuos. La confección del cuaderno de explotación, la posesión del carnet de aplicador para comprar y aplicar producto o la gestión integrada de plagas son ejes fundamentales para conseguir este uso sostenible (Real Decreto 1311/2012).Otro eje fundamental es la inspección de equipos de aplicación de fitosanitarios en uso (Real Decreto 1702/2011).

Las inspecciones tienen una finalidad muy clara en cuanto a reducción del riesgo de contaminación del medio ambiente con productos fitosanitarios y en cuanto a la revisión técnica del funcionamiento del equipo. De esta forma, durante el proceso de calibración de la máquina y aplicación en campo, el operario tendrá la certeza que todos los elementos funcionan correctamente.

Por ejemplo, cuando un operario quiere calibrar el pulverizador para una presión determinada, debe estar seguro no solo que el manómetro indica la presión correctamente si no que la presión en las boquillas se mantiene acorde a la del manómetro. [...]

Informaciones relacionadas

<< volver

Zona Privada

Acceso al área privada de la web

Identificación usuario
Editorial Agrícola Conocer la agricultura y la ganadería Libros Agrigultura Ganadería Más que máquinas WEB TV