Editorial Agrícola
Maquinaria

Massey Ferguson, innovando al servicio del agricultor desde 1847

23/12/2022

Hablar de historia viva de la maquinaria agrícola es hablar de Massey Ferguson, una firma que nació hace casi dos siglos como una empresa familiar y ha evolucionado y crecido hasta convertirse en una referencia en el sector. 2022 ha sido el año de su 175 aniversario, un cumpleaños al alcance de pocos, en el que hemos querido realizar un viaje en el tiempo acompañados de distribuidores y clientes, testigos de primera mano que, en definitiva, forman parte del pasado, del presente y del futuro de una marca a la que le queda mucho que contar.

Ángela Fernández


Todo comenzó en Newcastle (Ontario, Canadá), en 1847, cuando Daniel Massey, que había sido agricultor durante varias décadas, decidió centrar su trabajo en la reparación de maquinaria y aperos agrícolas y creó la Newcastle Foundry and Machine Manufactory, que en 1870 pasaría a ser la Massey Manufacturing Company, de la mano de su hijo Hart Almerrin Massey. Cuatro décadas después, en 1891, la empresa se fusionó con A. Harris, Son and Company para formar Massey-Harris Limited, centrada en un principio en la producción de maquinaria de recolección e implementos agrícolas y, poco después, también en la fabricación de tractores.

Desde un primer momento, destacó el afán por desarrollar soluciones sencillas y fiables que estén al alcance de cualquier agricultor. Una apuesta que ha llegado hasta nuestros días y se plasma en el lema “Born to farm”, “nacido para la agricultura”.

El nacimiento del ‘tractor moderno’

La revolución tecnológica llegó de este lado del Atlántico, del ingenio de Henry George Ferguson, conocido como Harry Ferguson. De la valiosa aportación de este ingeniero e inventor norirlandés da buena cuenta Marcos Vázquez, ingeniero agrícola especializado en Mecanización, y director del Museo Vivo e integrado del Campo y de la Locomoción Agraria (Muvicla): “Harry Ferguson era un hombre procedente de familia agricultora irlandesa, afincado en Inglaterra, que siempre tuvo ideas innovadoras. Se centró mucho en el mundo de la mecanización agraria y creó el que se puede llamar, sin ningún complejo, el tractor moderno. Por muchas causas, no solo técnicas sino también sociales”.

Harry Ferguson comprobó que los sistemas de acople entre tractores e implementos eran demasiado rudimentarios y fue en 1933 cuando patentó el sistema Ferguson, “de enganche a tres puntos” entre tractor y apero. Esta idea condujo a la creación del Ferguson Black, “el primer tractor con sistema de enganche a tres puntos de la historia”, indica Marcos Vázquez, quien, “como técnico y como agricultor”, considera que este hito “fue el nacimiento del tractor moderno”.

Desde Massey Ferguson señalan, asimismo, que el Ferguson Black es “el antepasado de todos los tractores modernos” y “la piedra angular” para ofrecer a los agricultores “una maquinaria sencilla y fiable”.

La democratización de la mecanización

“Antes del Ferguson Black fue una era y después fue otra. Y no solo en el mundo de la mecanización, sino también en el acceso de la población agrícola y ganadera a la mecanización”, añade Marcos Vázquez, que incide en el carácter social de las ideas del inventor. “Harry Ferguson defendía y vendía su producto como la democratización del uso del tractor”. Aunque se habían producido intentos de fabricar tractores globales, “antes del Ferguson Black eran máquinas ultra caras, no estaban adaptadas al 100% a la agricultura y solo un sector elitista podía acceder a ellas”. El invento de Harry Ferguson “fue tremendamente bueno”, afirma, “porque todos los tractores en la actualidad llevan geometría Ferguson, no solo en la parte trasera sino también en la parte delantera”.

“Ese concepto de enganche a tres puntos y de hacer el tractor democrático, un tractor con tecnología y económico para que lo pudiera comprar todo el mundo, fue lo que revolucionó el mercado”, afirma Marcos Vázquez.

Poco tiempo después de este hito, en 1936, comenzó a producirse el tractor Ferguson Brown, basado en el prototipo Ferguson Black, con el diseño de Harry Ferguson y fabricado por la empresa David Brown. Ya en 1946, comenzó a fabricarse el popular Ferguson TE 20, del que se produjeron más de medio millón de unidades vendidas por todo el mundo.

La fusión

La unión entre la compañía canadiense Massey-Harris y la británica Harry Ferguson Ltd se produjo en 1953. Cuatro años más tarde, en 1957, Massey Harris Ferguson se convirtió en Massey Ferguson, tal y como la conocemos.

“Desarrollar tecnología, acercarla al campo y ser capaces de ganar dinero, pero con el fin de producir alimentos. Massey Ferguson es la marca que más guarda esa esencia”, afirma Marcos Vázquez.

Una marca que ha sido capaz de llegar a las zonas más remotas del mundo. Tal y como recuerda la firma, en 1957, Sir Edmund Hillary inició junto a su equipo la expedición Antártida 1, un viaje al Polo Sur, equipados con tractores TE20. Y que ha desarrollado hitos que han marcado un antes y un después en la historia de la industria. Entre ellos, la caja de cambios Multi-Power MF 65, con la que los agricultores podían, por primera vez, seleccionar gamas altas y bajas en cada marcha accionando un interruptor en el salpicadero. En 1972 lanzaron la cosechadora MF 760, una de las más grandes de su época; en 1977, el cabezal PowerFlow, que sigue marcando la diferencia en las cosechadoras de la marca; en 1978, el primer control electrónico del elevador; en 1986, los tractores inteligentes de la serie MF 3000, equipados con un sistema de gestión electrónica totalmente integrado.

En 1991, MF equipó por primera vez una cosechadora con un sistema de mapeo de rendimiento vinculado al GPS, empezando, así, la era de la agricultura de precisión; y en 1996 se lanzó oficialmente el sistema Fieldstar. “Fue el primer sistema de manipulación por satélite de los tractores y de conexión entre el tractor y la cosechadora”, afirma Marcos Vázquez.

En 1992, se creó Massey Ferguson Finance, siendo el primer fabricante en lanzar su propia línea de financiación, un servicio que ahora se llama AGCO Finance. Y es que fue en 1994 cuando Massey Ferguson se unió a AGCO Corporation, una asociación que continúa en el presente.

MF en la actualidad. Qué dicen sus distribuidores

En este artículo, hemos querido recopilar las impresiones de quienes están en su día a día en contacto con la marca. Es el caso de José Vicente Sancho, gerente del concesionario VSancho, que tiene una delegación Massey Ferguson en Caspe (Zaragoza). Las raíces de esta empresa se remontan a 1977. Fue en 2011, bajo su dirección, cuando se incorporaron “a la red de Massey Ferguson”, una decisión de la que están “muy satisfechos”.

Preguntado por lo que le llevó a apostar por esta marca y no otra, afirma que “MF es, ha sido y será una de las marcas mundiales más icónicas, conocidas y de mayor prestigio del mundo, allí donde acudas en el mundo saben lo que MF es”. De ahí que creyeran y confirmaran, que con un socio como MF alcanzarían cuotas de mercado altas en su territorio. A estas razones suma que “tal solera e historia, nos aseguraba que podríamos tener una larga historia juntos entre MF y VSancho, sin sustos y sobresaltos en la distribución como en otras redes suceden”. Además, añade, “el hecho de que MF formara parte del grupo AGCO, nos dio seguridad”.

Otro embajador destacado de la marca es Mauricio Rodrigo, gerente del concesionario Centro Tractor de Tomelloso (Ciudad Real). Una empresa que comenzó su actividad en 1986 y que es, desde 1993, concesionario de la marca. Es “una empresa pequeña y familiar, que echó a andar con dos pequeños autónomos, de la mano de los muchos, pero pequeños viticultores de la zona de La Mancha y con un parque de tractores muy grande, dado que Tomelloso es el mayor productor vínico de Europa, con más de 500.000 hectáreas de viñedo”.

Por delante de sus ojos han pasado muchos modelos que forman parte de la historia de la marca. “Massey Ferguson ha cambiado tanto en estos 30 años como la agricultura en la zona de La Mancha. Yo recuerdo esos pequeños tractores rojos que se usaban para labrar los viñedos en vaso con añoranza. Casi todos ellos, tractores de los años 70 y 80 a los que se iban juntando los que nosotros empezábamos a vender. Distintos modelos, pero con la misma esencia. Aún se sigue viendo trabajar todos estos tractores”. En los años 1992-93, la marca “introdujo un parque muy grande de todos los modelos que se comercializaban entonces y la renovación de estos tractores más antiguos se evidenció durante la primera parte de los 90. Vivimos una época dorada de ‘nuestros rojos’, la que nos ha seguido dando fuerzas a partir de entonces”.

De la marca, Mauricio Rodrigo destaca “su historia, su trayectoria y su futuro. Cuando eliges Massey Ferguson, estás eligiendo ese nombre que decían nuestros abuelos y del que tan orgullosos estaban. ‘Mi Massey era único’, oí decir a un señor hace unos años”. Mauricio recuerda que, cuando Centro Tractor eligió seguir su camino con la marca, su padre comunicaba con orgullo a sus clientes que a partir de entonces “seríamos Massey Ferguson. Yo crecí con estos colores”.

Los clientes

Uno de los clientes fieles de Centro Tractor es Eusebio Becerra, agricultor de olivar y de viñedo en la zona de Tomelloso. Su primer Massey Ferguson lo compró en el año 91, el modelo MF 390. Desde entonces, suma ya seis tractores de la marca. A la hora de decidirse por MF, asegura que fue clave la confianza en los responsables del concesionario de su zona, “Mauricio y Santiago”, y el servicio que le dan. “La fiabilidad de las máquinas, se ha demostrado a lo largo del tiempo que es buena, el coste no es elevado con respecto a otras marcas, pero sobre todo lo que más me gusta es el trato que tenemos con nuestro concesionario de Tomelloso”.

Por su parte, los primeros contactos de Marcos Vázquez con Massey Ferguson se remontan a los años 80, cuando sus padres compraron su primer tractor de la marca. El museo que regenta, Muvicla, nace de su pasión desde niño por el campo y los tractores.

Está ubicado en Trasliste, en el municipio de Láncara (Lugo), e integrado dentro de la explotación agroganadera familiar, de la que es titular. En 2002, restauró un Massey Ferguson 65 y, con ello, empezó a “comprar y conservar piezas”. En 2006 empezó a gestar la idea, que culminó en 2019 con la creación de Muvicla, que tiene “calificación oficial de museo”. En su colección se encuentran 14 tractores de diferentes marcas, además de numerosas máquinas, aperos, herramientas agrícolas y cerca de 200 miniaturas de tractores.

Marcos Vázquez aclara que “la máquina más antigua de Massey-Harris-Ferguson en Muvicla es una segadora-agavilladora Massey-Harris original de Canadá, de finales del siglo XIX” y tienen también “una cosechadora Massey Ferguson 31”. Entre los tractores, cuentan con un Ferguson TEA de gasolina, además del restaurado Massey Ferguson 65 MK1 de 1958. Para el trabajo, tienen un Massey Ferguson 178, “que ya casi sería de museo, pero es una máquina tan fiable, tan robusta, que lo tenemos todavía trabajando a pleno rendimiento”. Además, tienen un MF 267 y un MF 5460.

La evolución en los últimos años

De cómo ha cambiado la marca en estos últimos años nos ha hablado el gerente del concesionario VSancho: “Desde que nos incorporamos a la red MF, la primera sorpresa; no nos esperábamos un producto con altísimas especificaciones y calidad a un precio más que competitivo y muy pero que muy apreciado por los clientes”. Además, “en nuestro mercado se ha incorporado la Full Line, una línea completa y que va creciendo de maquinaria agrícola de campaña, que hace que podamos ofrecer a nuestros clientes más y más maquinaria y soluciones”.

José Vicente Sancho explica también cómo se ha ido adaptando la marca a sus necesidades y las de sus clientes. “En nuestro territorio tenemos un amplio mercado de tractor especialista y desde que unimos fuerzas Vsancho y MF, este ha sido un segmento que hemos abordado y con muy buenos resultados. La amplitud de gama que en estos 11 años nos ha presentado MF hace que, cada día más, tengamos todo aquello que el cliente necesite para su explotación y en unas condiciones realmente atractivas para el negocio de nuestros clientes. Además, hemos podido acceder a clientes que antes nos eran totalmente ajenos”.

Por su parte, el gerente del concesionario Centro Tractor, aporta su visión de la evolución en la marca: “Han cambiado mucho los modelos, pero siguen con la misma esencia. La fábrica ha dado un salto de calidad inmenso”. Massey Ferguson, añade, “siempre tenía la fama de su motor Perkins y de su gran de elevador trasero, el mejor del mercado” y, hoy por hoy, “tenemos el mejor motor del mercado y las mejores transmisiones del mercado, siendo uno de los fabricantes que no depende de montajes de terceros en sus máquinas y abasteciendo todas las partes de los tractores, con sus propios fabricantes”.

El cliente Eusebio Becerra destaca, de la evolución que ha visto en MF, “el equipamiento en cabina, que ha mejorado bastante. Las últimas series vienen mucho mejor equipadas y más cómodas para el trabajo”. Además, la marca se ha ido adaptando, “aplicando a la agricultura la tecnología que hay hoy en día a todos los niveles”.

Informaciones relacionadas

<< volver

Zona Privada

Acceso al área privada de la web

Identificación usuario
Editorial Agrícola Conocer la agricultura y la ganadería Libros Agrigultura Ganadería Más que máquinas WEB TV