Editorial Agrícola
Cultivos

La OIV prevé que la producción mundial de vino suba un 1% respecto a 2019

03/11/2020

El director general de la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV), Pau Roca, ha presentado las primeras estimaciones de la producción mundial de vino en 2020. Tras niveles excepcionalmente elevados en 2018, por segundo año consecutivo se prevén volúmenes de producción mundial por debajo de la media.


La OIV estima que la producción global de vino en 2020 (excluidos zumos y mostos) será de 253,9 y 262,2 millones de hectolitros, con un punto medio del intervalo de 258 M hl. Las cifras están basadas en la información recogida en 30 países, que representaron el 84% de la producción mundial en 2019.

De este modo, la producción de 2020 subirá un 1% en comparación con 2019, manteniéndose en un nivel similar a la del año anterior. La OIV aclara que el hecho de que el volumen de producción estimado en las primeras previsiones para 2020 se defina como “por debajo de la media” no necesariamente debe considerarse una mala noticia para el sector vitivinícola, “dado el contexto actual en el que las tensiones geopolíticas, el cambio climático y la pandemia de la covid-19 generan un alto grado de volatilidad e incertidumbre en el mercado mundial del vino.

Europa

En la Unión Europea (UE) las buenas condiciones climáticas han favorecido una cosecha potencialmente abundante en 2020 que, sin embargo, se ha visto limitada por diferentes medidas a nivel tanto gubernamental como de las asociaciones de productores con el fin de mitigar los impactos negativos (directos e indirectos) de la pandemia en el mercado mundial del vino. Así, el volumen de producción se estima este año en 159,0 M hl (excluidos zumos y mostos), alrededor del 5 % más que en 2019, con un incremento anual de 7 M hl.

Las estimaciones generales preliminares indican una situación en los países de la UE mucho más heterogénea que en años anteriores. Ejemplo de ello son los tres principales países productores, con una caída del 1% en Italia (47,2 M hl), un aumento del 4% en Francia (43,9 M hl) y un gran incremento de más del 11% en España (37,5 M hl).

Sin embargo, en los tres países –que en conjunto representan el 49% de la producción mundial de vino y el 81% de la de la UE- se muestran niveles preliminares para 2020 que son menores o están por debajo de sus medias en los últimos cinco años. Esto es el resultado de una combinación de condiciones climáticas generales favorables durante la primavera y el verano, y la aplicación de medidas regulatorias. La Organización Común del Mercado del vino de la UE brinda subsidios para regular volúmenes, como ayudas para la cosecha en verde. Asimismo, en ciertas regiones de Italia, Francia y España, los productores vitivinícolas decidieron fijar los volúmenes de producción de vino en un nivel inferior al de 2019, debido a la caída en la demanda en el mercado mundial.

También se registra un crecimiento positivo con respecto a 2019 en otros países de la UE grandes productores de vino, como Alemania (8,9  M hl, +8 %), Hungría (2,9  M hl, +22%) y Austria (2,7 M hl, +10%). Estos países muestran niveles de producción que son similares o incluso superiores a sus medias de los últimos cinco años.

Portugal, con 6,5 M hl en 2020, tiene una producción similar a la de 2019 y a su media de los últimos cinco años, mientras que países como Rumanía (3,6 M hl) y Grecia (2 M hl) muestran una variación negativa con respecto a 2019 (-7% y -2%, respectivamente) y sus medias de los últimos cinco años (-12% y -17%, respectivamente).

Fuera de la UE

En el hemisferio norte, fuera de la UE, la producción de vino en 2020 es elevada en países como Rusia (4,7  M hl, +2%/2019) y Ucrania (1,0 M hl, +1%), mientras que Georgia y Moldavia (que atraviesan sequía) han registrado una contracción en la producción, con 1,7 M hl (−3%) y 1,2 M hl (−18%), respectivamente.

En EE. UU., la estimación preliminar, basada en las previsiones del Departamento de Agricultura (USDA) sobre la cosecha, es de 24,7 M hl (+1%). Sin embargo, esta cifra podría revisarse significativamente en los próximos meses cuando se encuentre disponible más información sobre los efectos reales de los incendios forestales en Napa y Sonoma.

En este momento del año no hay datos disponibles sobre la cosecha en China, aunque la OIV estima probable que la producción de vino continúe con la contracción que comenzó en 2016 por motivos estructurales.

Hemisferio sur

En el hemisferio sur se ha registrado un fuerte descenso en la producción de vino entre los principales países productores, con algunas excepciones. Debido a condiciones climáticas desfavorables, se estima que la producción para 2020 será de 49 millones de hectolitros, un 8% menos que en 2019.

América del Sur es la región que registra mayores caídas, especialmente en Argentina y Chile. En Argentina, la producción se redujo en 2020 a 10,8 M hl, un 17% respecto a 2019, debido a las condiciones desfavorables provocadas por ‘El Niño’. Chile, con 10,3 M hl, registra un descenso del 13%, principalmente debido a la sequía. Ambos países muestran niveles de producción muy por debajo de su promedio de los últimos cinco años, con -13% y -10% respectivamente.

Brasil tiene un volumen de producción de vino estimado de 2,2 M hl, similar al año anterior, un nivel que es 15% menor que su media de los últimos cinco años. Por su parte, Sudáfrica regresó a la “normalidad” tras varios años de sequía, con una producción estimada de 10,4 M hl.

En Oceanía, Australia registra una cosecha baja debido a los incendios forestales (10,6 M hl, -11% respecto a 2019 y -16% respecto a la media de los últimos cinco años), mientras que Nueva Zelanda muestra un volumen de cosecha récord (3,3 M hl, +11%/2019 y +15% en comparación con su media de los últimos cinco años).

Informaciones relacionadas

<< volver

Zona Privada

Acceso al área privada de la web

Identificación usuario
Editorial Agrícola Conocer la agricultura y la ganadería Libros Agrigultura Ganadería Más que máquinas WEB TV