Editorial Agrícola
Cultivos

El sector vitivinícola español presenta su plan estratégico para ser referente mundial y revalorizarse

22/07/2022

La Organización Interprofesional del Vino de España ha dado a conocer la hoja de ruta del sector para los próximos cinco años, pensada para incrementar el valor y la rentabilidad del sector vitivinícola español y lograr un reparto equitativo de ese valor a lo largo de la cadena, situando además a nuestro país como referente vitivinícola de valor a nivel mundial. 

Ángela Fernández


Estos objetivos forman parte de la Estrategia del Sector Vitivinícola español 2022-2027 de OIVE, elaborada por KPMG, presentada el pasado 20 de julio en el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. Un documento que es “el resultado de un exhaustivo proceso de investigación y análisis, que ha contado con la participación y consenso de todos los agentes del sector”, indicó el presidente de OIVE, Ángel Villafranca. 

Mediante esta estrategia, se busca mejorar el posicionamiento del sector, la sostenibilidad de toda la cadena y su revalorización. 

“Tenemos lo que hay que tener para tener éxito, a todos los niveles. Somos el país más rico del mundo, también en vino. Lo que tenemos que hacer es creérnoslo”, dijo la directora de la Organización Interprofesional del Vino de España, Susana García. 

En una mesa redonda, Ruth Chocarro, de la Federación Española del Vino (FEV); Fernando Villena, de Asaja; Joaquín Vizcaíno, de COAG; Alejandro García-Gasco, de UPA; Fernando Ezquerro, de Cooperativas Agroalimentarias de España, analizaron por qué era necesario este plan estratégico del sector y por qué este era el momento indicado para ponerlo en marcha. Todos ellos pusieron sobre la mesa la necesidad de poner en valor el vino español, de distribuir de forma adecuada el valor del sector a lo largo de todos los eslabones de la cadena que lo conforma, y de potenciar su sostenibilidad: social, medioambiental y económica. 

Durante el acto de presentación, el presidente de OIVE, Ángel Villafranca, incidió en que el sector debe alcanzar una “sostenibilidad económica estable. Nuestro sector necesita estabilidad. Tiene que ser capaz de generar valor para poder distribuirlo a lo largo de la cadena. En las exportaciones somos líderes en volumen, pero necesitamos ser líderes en valor”. 

Profundizando en la estrategia 

El encargado de desvelar las líneas maestras del plan estratégico fue Enrique Porta, socio responsable de Consumo y Distribución de KPMG en España. Porta explicó que el plan “se ha estructurado en torno a cinco ejes principales”, que contemplan “22 iniciativas y 101 acciones asociadas”, que se sustentan sobre las cualidades diferenciadoras del vino de España: calidad, diversidad, historia, tradición, sostenibilidad y modernidad. 

Los ejes sobre los que gira el plan tratarán de: reforzar el posicionamiento y la imagen, con el objetivo de incrementar su valor a nivel internacional e impulsar el consumo interno; buscar el equilibrio entre oferta y demanda, el reparto equitativo del valor y la rentabilidad a lo largo de la cadena, junto a la mejora de la competitividad del sector; liderar en sostenibilidad; valorizar el vino y su consumo responsable, como parte de un estilo de vida saludable; y fomentar el enoturismo. 

El objetivo es alcanzar un 10,2% de cuota de valor en los mercados internacionales frente al 8,3% actual, lo que supondría aumentar el valor de las exportaciones de vino generando 1.200 millones de euros adicionales de valor, hasta alcanzar los 4.300 millones de euros anuales.  

De igual forma, se busca un impulso en el consumo del mercado nacional en un 3% de manera anual. Esto supondría pasar de los 2.376 millones de euros de ventas en 2021 a 3.751 M€ en 2027.      

También se busca la modernización y revalorización del sector del vino en torno a la sostenibilidad, con el objetivo de que el 26% del viñedo nacional sea ecológico al cierre de 2027 y de alcanzar cero emisiones netas (Net Zero) en 2035. Además, el crecimiento del enoturismo y la estabilización de la superficie productiva en torno a las 950.000 hectáreas permitirá el refuerzo económico de territorios en riesgo de despoblamiento.    

“El desarrollo de los ejes estratégicos definidos permitirá posicionar a España como un referente vitivinícola mundial e impulsar una espiral virtuosa de generación de valor en todo el sector”, señaló. 

En la clausura del acto, el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, se refirió a este plan como “una oportunidad para pasar de la palabra y del análisis a los hechos y a las actuaciones”. En esta estrategia, “se han identificado las necesidades de futuro, mejoras a realizar y objetivos que confío se cumplirán con el apoyo de este ministerio”, añadió. 

Informaciones relacionadas

<< volver

Zona Privada

Acceso al área privada de la web

Identificación usuario
Editorial Agrícola Conocer la agricultura y la ganadería Libros Agrigultura Ganadería Más que máquinas WEB TV