Editorial Agrícola
Olivar

Oriva defiende las propiedades saludables del aceite de orujo de oliva

19/10/2020

La Interprofesional del Aceite de Orujo de Oliva, Oriva, ha emitido un comunicado en el que manifiesta su  desacuerdo respecto a la información publicada acerca del estudio titulado “Relación entre el consumo de aceite de oliva y el índice tobillo-brazo en una población de alto riesgo cardiovascular”, encabezado por la Universidad de Jaén.


La Interprofesional considera que las conclusiones finales de dicho trabajo no reflejan los hallazgos científicos del estudio, sino que son “un resumen poco preciso y sesgado de algunas partes del mismo” y atacan “un producto tan seguro y saludable como es el aceite de orujo de oliva”.

En este sentido, Oriva puntualiza que el citado trabajo “es un estudio transversal, un tipo de investigación observacional, cuyas conclusiones se asientan sobre preguntas acerca de los hábitos que dice tener la muestra de población estudiada”. Es decir, los resultados no son consecuencia de haber tetado el consumo de aceite, sino de las estimaciones de los encuestados. De hecho, añade Oriva, los propios autores del estudio indican que los resultados no son concluyentes y que deberían ser contrastados y ampliados por un posterior ensayo clínico.

Asimismo, Oriva señala que la publicación no ofrece datos concretos acerca del número de personas que dicen haber consumido aceite de orujo de oliva, aunque los autores indican que fue notablemente menor a aquellos que consumieron otros aceites y en menor cantidad, “por lo que resulta cuestionable comparar grupos tan heterogéneos y en condiciones tan desfavorables para el aceite de orujo de oliva”.

A todo ello se añade que la muestra del estudio no corresponde a la población en general, sino que se trata de “un grupo muy determinado de personas de edad avanzada y con propensión a las cardiopatías, además de con unos condicionantes muy concretos como el sobrepeso, la obesidad y estar afectados por síndrome metabólico”.

Oriva recuerda que, desde su creación en 2015, ha venido realizando una intensa labor de investigación de la mano de dos centros científicos de referencia: el Instituto de la Grasa (IG) y el Instituto de Ciencia y Tecnología de Alimentos y Nutrición (ICTAN), pertenecientes ambos al Consejo Superior de investigaciones Científicas (CSIC), con los que ha desarrollado estudios que abordan diferentes aspectos del aceite de orujo de oliva, para conocer las ventajas culinarias y saludables de este alimento.

Informaciones relacionadas

<< volver

Zona Privada

Acceso al área privada de la web

Identificación usuario
Editorial Agrícola Conocer la agricultura y la ganadería Libros Agrigultura Ganadería Más que máquinas WEB TV