Editorial Agrícola
Cultivos

La COVID-19 arrincona a la patata de saco mientras impulsa la de lavado

25/01/2021

El coronovirus, que ha golpeado a todo y a todos durante 2020, ha tenido también una importante incidencia en la campaña de patata, poniendo en riesgo el futuro y la rentabilidad de muchas explotaciones que tenían el canal Horeca como principal destino, mientras impulsaba las ventas en las grandes cadenas de la distribución, que ya concentran entre el 60% y el 70% del volumen global que adquieren los consumidores de este alimento.

Por José Ignacio Falces, periodista agroalimentario


Todo ello en un año que ya se anunciaba anteriormente complicado, ya que los cultivadores, almacenistas y la propia industria tenían que hacer frente a la prohibición por la normativa de los principales “secantes en campo” y “antigerminantes” en lo que a las labores de conservación se refiere, circunstancias ambas que han generado una importante polémica, ya que son muchas las voces que se han alzado criticando la desigualdad que se vive en unos países y otros dentro de la propia Unión Europea.

Quizás una de las notas más positivas del año 2020 para el sector patatero español es la aprobación, por fin, habría que añadir, de la Interprofesional en Castilla y León, sin duda una iniciativa modesta en cuanto a la repercusión inicial que va a tener, pero que es un paso adelante claro hacia la ordenación de una actividad que siempre da la sensación de avanzar a golpe de improvisación.

Producción

La asociación de productores de patata del noroeste de Europa que engloba a los agricultores de Holanda, Reino Unido, Alemania, Francia y Bélgica, NEPG, asegura que la campaña se ha cerrado en esas zonas con una producción de 27,9 millones de toneladas, cifra que supera en un 3,8% a la de 2018, cuando se situaba en los 26,9, pero se sitúa muy lejos del récord de 2017, cuando alcanzó los 29,6 millones.

La causa principal de ese ascenso se sitúa en el incremento de la superficie en un 1,4% en el conjunto de estos países, hasta sumar las 622.948 hectáreas, siendo especialmente significativo el crecimiento de Francia, que lo hace en un 4,5% hasta reunir 154.900, de las que se han logrado obtener 6,7 millones de toneladas con unos rendimientos medios de 43.500 kilos, cifra que supera en un 2,5% los valores alcanzados en la recogida previa.

Por lo que se refiere a la situación en España, los últimos datos ofrecido por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, sitúan la producción final en cerca de 2,1 millones de toneladas, cifra inferior en un 5,1%, unas 110.000 toneladas de diferencia, frente a la campaña previa, cuando se alcanzaron los 2,2 millones.

Informaciones relacionadas

<< volver

Zona Privada

Acceso al área privada de la web

Identificación usuario
Editorial Agrícola Conocer la agricultura y la ganadería Libros Agrigultura Ganadería Más que máquinas WEB TV