Editorial Agricola
Innovación

Desarrollada una técnica basada en el ADN que permite detectar fraudes en el aceite de oliva

4-4-2013

Un grupo de investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha desarrollado una nueva técnica con la que ya es posible detectar si un aceite de oliva es "auténtico" o, por el contrario, se ha adulterado con la mezcla fraudulenta de aceites de otras especies de plantas o de aceitunas de diferentes orígenes

Un grupo de investigadores de la Estación Experimental del Zaidín (EEZ), un centro que pertenece al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), ha desarrollado una nueva técnica genética para la caracterización del origen varietal del aceite de oliva basada en el uso de marcadores de ADN.
Esta técnica permite detectar si una muestra de aceite de oliva procede realmente del prensado de la aceituna de la variedad indicada o si, por el contrario, se ha llevado a cabo alguna mezcla añadiendo otros aceites no declarados, fabricando así un aceite generalmente de peor calidad.

"La nueva técnica que hemos desarrollado detecta las posibles operaciones fraudulentas utilizando la mezcla con aceites de otras especies u orígenes varietales, lo que también aporta generalmente información sobre el origen geográfico del aceite" ha explicado Juan de Dios Alché Ramírez, el investigador responsable de este proyecto.

Este grupo de investigación del departamento de Bioquímica de plantas de la EEZ-CSIC ha establecido también una amplia base de datos que incluye más de 90 variedades de olivo, sobre todo de España, Túnez y Portugal, así como algunas otras variedades muy extendidas en Italia, Grecia, Francia, Marruecos y Líbano. Dichos marcadores genéticos permiten determinar el origen varietal del aceite de oliva y, por lo tanto, localizar su procedencia geográfica, constatando por tanto la posible mezcla de aceites procedentes del extranjero.

"En nuestro departamento contamos con toda la infraestructura y experiencia necesaria para llevar a cabo la caracterización de las muestras de aceite que nos sean suministradas para analizarlas", ha concluido Juan de Dios Alché.

En los últimos años, se han detectado en España casos de fraudes en la venta del aceite de oliva. Sin embargo, este nuevo sistema diseñado por científicos de nuestro país va a poner las cosas más difíciles a los defraudadores porque permite detectar ya el uso y la procedencia de más de 90 tipos de aceite, entre ellos, el de "avellana" que es muy parecido al de oliva.

Los fraudes más comunes suelen consistir en la realización de mezclas de aceites de muy baja calidad como si se tratase de aceite de oliva, engañando por tanto al consumidor. El aceite de oliva no sólo se mezcla con aceites de otros orígenes como por ejemplo aceite de avellana, cuyo perfil es muy similar lo que facilita el fraude, sino también con aceites desodorizados.

También es muy frecuente el etiquetado del aceite haciendo referencia a prestigiosos orígenes varietales o geográficos, que no se corresponden con el origen real del aceite envasado. Normalmente, estas prácticas no conllevan riesgos para la salud de los consumidores, pero sí pueden provocar un importante daño económico.

 

<< volver

Zona Privada

Acceso al área privada de la web

Identificación usuario
Editorial Agrícola Conocer la agricultura y la ganadería Libros Agrigultura Ganadería Más que máquinas WEB TV