Editorial Agricola
Regadíos

Diferentes organizaciones nos recuerdan sus reivindicaciones en el Día Mundial del Agua

La Plataforma Tecnológica Española del Agua (PTEA) ha hecho público un manifiesto en el que recuerda, con motivo de la celebración del Día Mundial del Agua, que a las sequías que padece España, que son cíclicas pero cada vez más recurrentes, no se le debe añadir "sequías" en I+D+i, infraestructuras y tecnologías dirigidas al ahorro y el uso eficiente del agua, puesto que se agravarían de manera dramática las consecuencias futuras derivadas de la escasez de agua en nuestro país.

La PTEA constata que entre 2008 y 2011 la inversión en infraestructuras y tecnologías del agua se redujo en un 40% y no se registró un incremento presupuestario significativo destinado a la I+D+i en agua.

La Investigación, el Desarrollo y la Innovación, aseguran, han sido, desde antes de llamarse I+D+i, el motor del progreso tecnológico y, por lo tanto, del bienestar social y humano en todas sus vertientes. El Agua no es un ámbito ajeno a esta realidad y, como bien esencial para cualquier modalidad de vida, su I+D+i ha de ser tratada de manera prioritaria.

Los periodos extremos de escasez o exceso de precipitaciones se suceden con cada vez mayor frecuencia en nuestro territorio y las demandas de agua de calidad para sus diferentes usos deben quedar garantizadas para asegurar un desarrollo equilibrado y sostenible en toda nuestra geografía.

Por ello y para poder alcanzar este objetivo, consideran que el agua debería ser declarada recurso estratégico y articularse sobre una política de Estado planificada a largo plazo que, por encima de intereses particulares, pudiera vertebrar el desarrollo económico y social de nuestro país de manera justa y duradera.

Este planteamiento, añaden, debe asentarse sobre la base de un compromiso decidido con la I+D+i en agua, la escasez de agua por la falta de lluvias, algo que es humanamente imposible de controlar, debe combatirse con políticas que fomenten el desarrollo de infraestructuras y tecnologías modernas y eficientes, puesto que esto, afirman, sí está en nuestra manos y sería incluso irresponsable obviarlo.

Este proyecto común en agua debe implementarse, según la Plataforma, a través de la consecución al menos de tres grandes planes que habrían de implantarse de manera coordinada: Plan hidrológico innovador, Estrategia Española de I+D+i en el sector del agua y Planes de internacionalización y cooperación del sector del agua bajo la Marca País "Tecnología española del agua".

Estos tres planes, aseguran, permitirían nuestro acceso presente y futuro al agua y potenciar un sector con un fuerte potencial para la creación de empleo y riqueza; y además favorecerían la universalización nuestras tecnologías, lo que permitirá ayudar a otros países, especialmente a los países en vías de desarrollo, a construir sus propios proyectos país en agua para alcanzar una prosperidad sostenible.

 

 

Directiva Marco del Agua

Por su parte, WWF propone una serie de medidas a poner en marcha basadas en los mecanismos que prevé la Directiva Marco del Agua. Además, la organización solicita al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente una mesa "real" de participación donde discutir estas soluciones junto a todos los grupos interesados, entre ellos también las ONG

WWF ha presentado una propuesta de "Medidas para abordar la escasez del agua y la sequía en España", elaborada apoyándose en la Directiva Marco del Agua y en las recomendaciones de la Comisión Europea. La organización recuerda que la sequía no puede justificar medidas de emergencia que incumplan la normativa ambiental vigente, que ya define mecanismos para prevenir y paliar los efectos de la sequía.

WWF considera imprescindible actuar en tres ámbitos para reducir los efectos de las sequías: optimizar la eficiencia y sostenibilidad en el uso del agua, mejorar la planificación hidrológica, y adecuar otros instrumentos ya existentes para prevenir la escasez.

Es imprescindible, dicen, seguir invirtiendo en mejorar la eficiencia en el uso del agua, pero íntimamente ligada a una mayor sostenibilidad, asegurando que el agua ahorrada quede realmente en los ecosistemas, y disponible para el abastecimiento a las poblaciones en casos de sequía.

WWF recuerda que no se puede olvidar que la sequía, en un clima mediterráneo como el nuestro, no es la excepción, sino un fenómeno recurrente. Por tanto, es necesario mejorar la planificación hidrológica para que tenga en cuenta los escenarios más restrictivos en cuanto a disponibilidad de agua. Si se quieren evitar nuevos episodios de escasez, la planificación sectorial, ya sea de urbanismo, agricultura, industria o turismo, debe respetar los planes hidrológicos. Sin embargo, España todavía debe terminar de aprobar dichos planes de todas sus cuencas, pendientes por ley desde hace más de dos años, e incluir y revisar en ellos los actuales planes de sequía.

La actual normativa también aporta una serie de instrumentos que, utilizados apropiadamente, pueden prevenir la escasez y ayudar a gestionar las sequías. WWF quiere destacar, entre ellos, el control del uso ilegal del agua, que resulta la práctica más insolidaria en momentos de sequía, y la revisión de las tarifas del agua, de modo que estimule el ahorro y se acerque a recuperar su precio real, incluyendo el coste del recurso, de gestión y ambiental.

Para Eva Hernández, Responsable del Programa de Aguas de WWF: "No hace falta inventarse nada para prevenir los efectos de la sequía. Basta con aplicar la normativa en vigor teniendo presente que la sequía no es una rara excepción en España, sino la norma en países de clima mediterráneo como el nuestro. Por ello, no estamos de acuerdo con los políticos que afirman que la sequía nos ha cogido por sorpresa".

WWF remitirá al MAGRAMA su propuesta de "Medidas para abordar la escasez del agua y la sequía en España", solicitando que sean discutidas en una mesa de la sequía que incluya la participación activa de todos los actores interesados en el uso y gestión del agua, tal y como marca la DMA, y no sólo con el sector agrícola como ocurrió el pasado 20 de marzo.

Por último destacar, el informe que ha hecho publico la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura). En él, advierte de que habrá que producir más alimentos utilizando menos agua, reducir el desperdicio y las pérdidas y avanzar hacia una alimentación más sostenible.

Para la FAO el agua es la clave de la seguridad alimentaria y una buena gestión de este preciado recurso permitirá poder afrontar los retos futuros a los que nos enfrentamos, como por ejemplo, el de alimentar a una población creciente o el cambio climático.

 Puedes descargar el informe completo de la FAO, pinchando aquí:

<< volver

Zona Privada

Acceso al área privada de la web

Identificación usuario
Editorial Agrícola Conocer la agricultura y la ganadería Libros Agrigultura Ganadería Más que máquinas WEB TV