Editorial Agricola
Regadíos

Las competencias autonómicas en agua podrían frenarse mediante ley orgánica

Su presidente, Andrés del Campo, ha alertado de que la reciente cesión de competencias sobre el Guadalquivir ha sentado un "mal precedente" para el resto de cuencas de España.

Algunas comunidades autónomas (CC.AA.), según el presidente Federación Nacional de Comunidades de Regantes (Fenacore), seescudan en el caso andaluz para se extralimitarse en sus derechos al reclamarcompetencias, que son exclusivas del Estado, sobre el agua que pasa por sus territorios, como es el caso de Castilla y León sobre el Duero o de Cataluña yAragón sobre el Ebro. El discurso de los regantes insiste  en que la planificación hidrológica nacionalcorresponde al Estado Central, tal y como recoge el artículo 149.22 de la Constitución Españolay la Ley deAguas.

En los Cursos de Verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), de Santander, del Campo recordó que la administracióndel agua corresponde "única" y "exclusivamente" a las confederacioneshidrográficas, que deben velar "con firmeza" para que su gestión tenga encuenta los intereses generales de todos los españoles y no del territorio quelo tiene más cerca, dando así lugar a la "territorialización de un recurso quenos pertenece a todos por igual".

Las CC.AA. tienen su papel ya en la gestión

Ante esta situación, del Campo aclaró que lascomunidades autónomas ya participan de modo directo en la gestión del agua,dado que por ley tienen representación institucional en las confederaciones hidrográficasy además ostentan las competencias sobre la demanda, como la modernización deredes de abastecimiento, la rehabilitación de regadíos, etc.

En este sentido, recordó que algunos textoslegislativos como el de la Leyde Aguas Andaluza "pecan claramente" de duplicidad competencial en perjuiciodel principio de unidad de cuenca, bajo la premisa "el agua es de todos", alatribuirse la potestad exclusiva sobre las aguas que atraviesan su comunidad,lo que supone la "contaminación política" de este recurso y un agraviocomparativo con respecto a otras cuencas.

'Sequía estructural' por intereses localistas

La "excesiva territorialización" de la gestión decuenca, según Fenacore, puede derivar en una "auténtica sequía estructural", alno existir recursos suficientes para atender todas y cada una de las demandaslocales. Son las comunidades de regantes las que son que debe luchar, según delCampo, por evitar esta contaminación política, ya que son las que realizan unuso productivo del agua y soportan los costes de este recurso, contribuyendo almantenimiento de las propias confederaciones hidrográficas.

<< volver

Zona Privada

Acceso al área privada de la web

Identificación usuario
Editorial Agrícola Conocer la agricultura y la ganadería Libros Agrigultura Ganadería Más que máquinas WEB TV