Editorial Agricola
Rotación informaciones

Economía colaborativa: ¿llegará algún día el 'Uber'  del sector?

21/12/2018

Por Jesús López Colmenarejo, director ejecutivo

El sector agrario mantiene su viabilidad con unos márgenes cada vez más reducidos, es un hecho constatable y que pone en peligro su viabilidad a medio plazo. También es cierto que aún son muchos los productores que siguen mirando más la cuenta de ingresos que la de gastos a la hora de hacer su balance económico.

Son aún muchas las explotaciones con una economía de “andar por casa” muy característica de nuestro campo, pero que afortunadamente se encuentran en franco retroceso frente a una gestión profesional en alza en la que se ven nuestra explotaciones no únicamente como formas de vida, sino también como negocios de los que vivir.

De la forma de optimizar ingresos ya hemos hablado unas cuantas veces en esta página, por lo que esta vez me gustaría poner el acento en la gestión de costes, porque ¿hay nuevas formas de reducir los costes fijos de una explotación agraria?

Es más, vayamos a una cuestión concreta, por ejemplo, el coste de la maquinaria agrícola, que supone una parte muy importante del total de la cuenta de resultados de una explotación agraria. Como es evidente, el porcentaje del total de costes dependerá de múltiples factores, entre los que se encuentran, por ejemplo, el tipo de cultivo implantado o el nivel de intensificación, pero aun manteniendo un rango amplio entre un 20% y un 50% del total somos conscientes de su importancia objetiva.

Si miramos a nuestro alrededor vemos que en los últimos años han surgido en nuestra sociedad iniciativas basadas en tecnología móvil. Muchas de ellas han revolucionado sus respectivos sectores y tienen en común, además de este desarrollo digital, ser consideradas como “economía colaborativa”. Hablo de Uber en transporte o AirBnb en alojamientos, por tomar dos ejemplos.

Pero ¿qué es la famosa economía colaborativa? Simplemente un concepto económico basado en el préstamo, compra, venta o alquiler de productos en el cual el foco se pone más en cómo satisfacer unas necesidades específicas del usuario que directamente en los beneficios económicos de la transacción.

Cada vez más personas comparten coches, pero somos reticentes a compartir tractor. El sentido de propiedad, el cuidado de una máquina que ha supuesto una inversión potente... Hay muchos obstáculos en el camino.

Pero en la presentación de la feria SIMA en París he tenido la oportunidad de conocer un proyecto de empresa en Francia que permite a los agricultores alquilar sus servicios de maquinaria al puro estilo Uber. Este modelo tardará en llegar a España, poco o mucho, pero permitirá a aquellos que se planteen si le sacan rendimiento real a la inversión que hicieron en su tractor abrir la mente a nuevas oportunidades de negocio.

Para bien y para mal, nuestro sector es en gran medida reticente a los cambios bruscos, es cierto, pero la tecnología ha llegado para quedarse, y desarrollos que hace unos años eran casi ciencia ficción basados en el GPS están implementados en muchos de nuestros tractores.

Evidentemente el concepto de “patinete” de usar y dejar que se ha puesto de moda en nuestras grandes ciudades será más complicado de exportarlo al sector agrario, ya que nuestros equipos tienen un alto valor añadido, pero ¿quién sabe? El tiempo cambia muchos prejuicios...

<< volver

Zona Privada

Acceso al área privada de la web

Identificación usuario
Editorial Agrícola Conocer la agricultura y la ganadería Libros Agrigultura Ganadería Más que máquinas WEB TV