Editorial Agricola
Sanidad y nutrición

A debate la prohibición del uso de neonicotinoides en el tratamiento de semillas

15-2-2013

En vista de la problemática generada en torno a la posible vinculación del uso de los pesticidas neonicotinoides con el declive de las colonias de abejas y a las recientes medidas propuestas por la Comisión Europea para combatir esta problemática, cuya aprobación se debatirá próximamente, la Plataforma Tecnológica de Agricultura Sostenible ha organizado un desayuno informativo bajo el título "La salud de las abejas a debate: luz sobre la polémica".

Este foro ha dado voz a representantes de todos los sectores afectados por esta medida, cuya aprobación se votará el próximo 25 de febrero y que afecta al tratamiento de semillas con estos fitosanitarios en girasol, maíz, colza y algodón. Esta propuesta está basada en un informe que recientemente ha publicado la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) que indica, entre algunas de sus conclusiones, que el uso de estos tratamientos fitosanitarios podrían ser una de las causas que contribuyen al declive de las poblaciones de abejas. A la vez, este mismo informe concluye a la vez que existe una falta de datos, lo que dificulta la evaluación del verdadero riesgo de los tres tratamientos analizados -clotianidina, imidacloprid y tiametoxam- y que es necesario seguir investigando para contar con más datos científicos.

Entre las principales conclusiones aportadas, cabe destacar que la prohibición no es, en este caso, la solución del problema del declive de abejas en la UE. La opción más adecuada pasaría por reforzar la prevención, las buenas prácticas en el manejo de fitosanitarios y ahondar en estudios científicos que aporten datos contundentes y concluyentes, para poder tomar una decisión acertada a medio plazo.
Según ha apuntado Carlos Palomar, director general de la Asociación Empresarial para la Protección de las Plantas (AEPLA), la propuesta de prohibición de estos fitosanitarios podría tener un coste para España superior a los 100 millones de euros en pérdidas en cosechas y que se ampliarían a 4.500 millones de euros anuales para el conjunto de Europa.

En palabras del director general de AEPLA, la propuesta de prohibición de la Comisión Europea del uso de neonicotinoides en el tratamiento de semillas "supone una medida desproporcionada, politizada y precipitada, y ésta no es una manera eficaz de construir una política agraria".

Maíz y Girasol, los más afectados

Este tipo de fitosanitarios, permite tratar de forma individualizada cada semilla con el fin de proteger a la planta ante virus y parásitos desde antes de ser que sea plantada. De hecho, por cada hectárea tratada así se utilizan 85 gramos de estos pesticidas, mientras que pulverizando se llegarían a usar hasta 2,5kg en el mismo área de terreno.

Según ha explicado Alberto Ojembarrena, coordinador del Grupo de Híbridos de la Asociación Nacional de Obtentores Vegetales (ANOVE), y director de Operaciones para Iberia de Pioneer Hi-Bred, "dejar de utilizar neonicotinoides supondría una pérdida de producción de maíz de 420.000 toneladas sobre un total de producción en España de 5,5 millones. Esto implica que los agricultores dejarían de ingresar 97 millones de euros anuales".

En cuanto a los datos en girasol, la pérdida de producción ascendería a 232.000 toneladas sobre un global de un millón de toneladas en nuestro país. "El tratamiento de semillas es la forma más eficiente y de menor impacto para el control de plagas en plantas, además, suprime el tratamiento foliar posterior", indica Ojembarrena. "el agricultor español es absolutamente profesional y hace un manejo perfecto de las buenas prácticas de uso de los tratamientos fitosanitarios".

Datos científicos para reflexionar

Mariano Higes, asesor de investigación de la Junta de Catilla-La Mancha, ha destacado que la Comisión Europea debería reflexionar sobre las diferentes condiciones en que se desarrolla la apicultura del Sur de Europa en relación con los países del Norte. "Según datos objetivos, avalados por investigaciones científicas, en el Sur los mayores peligros para las poblaciones de abejas son parásitos como la varroa y la nosema", comenta el investigador. "Teniendo en cuenta resultados de investigaciones realizadas en polen, donde se han estudiado más de 70 sustancias, la presencia de los neonicotinoides no llegaba ni al 1%".

<< volver

Zona Privada

Acceso al área privada de la web

Identificación usuario
Editorial Agrícola Conocer la agricultura y la ganadería Libros Agrigultura Ganadería Más que máquinas WEB TV