Editorial Agricola
Sanidad y nutrición

La UE prohibirá temporalmente los neonicotinoides

30-4-2013

En la reunión de ayer del Comité de Apelación, sobre la propuesta de la Comisión Europea para la suspensión temporal de tres neonicotinoides, sucedió lo mismo que había ocurrido en el Comité Permanente de la Cadena Alimentaria del pasado 15 de marzo. En la votación, no se consiguió mayoría ni para rechazar ni para aprobar la propuesta. Ante la falta de acuerdo, corresponde a la CE decidir sobre la adopción de la restricción propuesta.

En total, quince Estados miembros votaron a favor (dos más que en un voto precedente en marzo): España, Alemania, Francia, Bélgica, Bulgaria, Dinamarca, Estonia, Chipre, Letonia, Luxemburgo, Eslovenia, Malta, Holanda, Polonia y Suecia. En contra se mostraron ocho países (Reino Unido, Italia, Portugal, la República Checa, Austria, Hungría, Rumanía y Eslovaquia).

El comisario europeo de Sanidad, Tonio Borg, recalcó que, "dado que nuestra propuesta se basa en diversos riesgos para la salud de las abejas identificados por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, por sus siglas en inglés), la Comisión seguirá adelante con su texto en las próximas semanas".

El origen de la propuesta comunitaria es un informe de la EFSA publicado en enero que relaciona el uso de los insecticidas con neonicotinoides, sustancias derivadas de la nicotina, con la alta mortalidad que sufren las colonias de abejas.

La propuesta de la Comisión supone la suspensión temporal durante 2 años de tres neonicotinoides (clotiadinin, thiametoxan e imidacloprid) en el tratamiento de semillas, aplicación en suelo (gránulos) y tratamientos foliares en plantas atrayentes a las abejas y en cereales. Los restantes usos autorizados solo estarían disponibles para profesionales. Las excepciones se limitaría a la posibilidad de tratamiento de los cultivos atrayentes para las abejas en invernaderos y tras la floración en el caso de campo abierto.

Las restricciones se empezarían a aplicar a partir del próximo 1 de diciembre.

Aepla lamenta la decisión

Tras el voto del Comité de Apelación sobre la propuesta de prohibición de los insecticidas neonicotinoides, Carlos Palomar, director general de AEPLA, ha manifestado la profunda decepción del sector por la decisión adoptada: ‘En primer lugar, porque numerosos estudios independientes llevados a cabo en los diferentes estados miembros, demuestran que el uso correcto de estos productos no perjudica la salud de las abejas, y segundo, porque el proceso de decisión se ha basado en el criterio de peligrosidad, ignorando por completo las medidas de mitigación de riesgos implementados en Europa, sin olvidar, la pobre base científica sobre la que se ha justificado, pues la evaluación llevada a cabo por la EFSA fue no concluyente'.

‘Recientes estudios llevados a cabo por el Laboratorio de Referencia de la Comisión Europea, han confirmado que tanto los apicultores como los laboratorios, identifican a los productos fitosanitarios como una causa menor del declive de las poblaciones de abejas, muy por detrás de enfermedades y parásitos. Está hipótesis es apoyada numerosos grupos de investigación que alertan de los múltiples factores que están poniendo en peligro la salud de las abejas y la necesidad de actuar de manera integral Es por tanto profundamente decepcionante ver como esta decisión hace creer a la sociedad que restringir esta tecnología clave para nuestros agricultores, puede invertir esta tendencia', declaró Carlos Palomar.

La industria manifiesta además su preocupación por cómo se ha desarrollado este proceso, basándose en un inadecuado uso del principio de precaución que sienta un mal precedente en la aplicación del marco legal establecido en el Reglamento 1107/2009, contraviniendo los principios de previsibilidad, consistencia, proporcionalidad y certeza legal, poniendo además en riesgo, la competitividad, rentabilidad y sostenibilidad de la agricultura europea, y desanimando a todo el sector agroalimentario que está llevando a cabo iniciativas de I+D en Europa.

A pesar de todo ello, la industria fitosanitaria europea mantiene su compromiso en la lucha contra la mortalidad de las abejas, y continuará invirtiendo para desarrollar medidas y soluciones que protejan a todos los insectos polinizadores. ‘Creemos firmemente que los neonicotinoides no son la causa de la mortalidad de las abejas, y continuaremos trabajando con todos los colectivos implicados, para construir y desarrollar soluciones que protejan su salud' concluyó Carlos Palomar.

<< volver

Zona Privada

Acceso al área privada de la web

Identificación usuario
Editorial Agrícola Conocer la agricultura y la ganadería Libros Agrigultura Ganadería Más que máquinas WEB TV