Editorial Agricola
Maquinaria

"Lo que más valoro de SAME es la tecnología de los vehículos"

23/12/2019

Por Marta Fernández, periodista agroalimentaria

Ignacio Marcial García es de Entrena (La Rioja), tiene 37 años, es agricultor y se dedica al cultivo de viña y peral. En su palmarés tiene el honor de ser el propietario del primer Frutteto CVT S de SAME, cuya gama fue presentada el pasado 4 de diciembre en el Museo WÜRTH de la Rioja.


Ignacio es hijo de Marcial, y de él heredó el negocio, el nombre y la pasión por su trabajo. Por eso, al fallecer su padre, ascendió a la primera división en la liga agrícola y dejó de ser Ignacio para ser, con mucho orgullo y mayor respeto, Marcial. Su caso es un ejemplo de éxito, al menos en lo que a entusiasmo y profesionalización se refiere. "Mi padre falleció cuando yo tenía 19 años, y junto a mi madre y mi hermana nos hicimos cargo del negocio; nos dejó una bodega, 35 hectáreas de viña y una y media de peral". A día de hoy, y tras jubilarse su madre, Marcial se ha quedado en exclusiva al frente del timón.

En este caminar, en el que por cierto las hectáreas de peral han pasado a ser cuatro, Marcial ha elegido a SAME como fiel compañero de viaje, con permiso de un antiguo tractor Ford adquirido por su padre allá en los comienzos de su actividad. Un Ford que comparte espacio con cinco impolutos 'Sames', entre ellos el novedoso Frutteto CVT S, que Marcial compró hace cerca de un mes y medio y que es el primero matriculado en España. "Hay otro matriculado un par de meses antes, pero es el modelo normal, más ancho", dice. No sin añadir que le costó mucho decidirse, "porque no hay que olvidar que es un tractor que cuesta mucho dinero; pero después de haberlo probado y haber trabajado con él te das cuenta que es lógico que cueste lo que cuesta, ya que tiene unas prestaciones y una comodidad fabulosas".

En casa de los 'Marciales García SAME entró hace 30 años y en estas tres décadas se ha fraguado una sólida relación de fidelidad, y ocho tractores, y Marcial cuenta porqué. "Lo que más valoro de SAME es la tecnología de los vehículos, que siempre va más allá. A ello se suma la atención, la preparación y el servicio del concesionario, que en mi caso es Talleres Grante, de Logroño".

Parámetros, ambos dos, fundamentales para Marcial, puesto que, conjugados, le permiten adaptar y especializar su parque de maquinaria a las necesidades de su explotación. Y en este parque siempre hay un vehículo principal, que, como él mismo cuenta, renueva cada seis u ocho años. Y ahora este vehículo es el nuevo Frutteto CVT S, al que cataloga muy cómo cómodo y competitivo. Además de ello, valora su fuerza y prestaciones, entre las que destaca la cabina y la suspensión.

Confort, aislamiento y visibilidad

Y es que el nuevo Frutteto CVT va más allá en el concepto del puesto de conducción, explica Marcial, que empieza detallando las características de la cabina, de la que, dice, "está a años luz de las que hay en el mercado". Porque, continúa, "se trata de una cabina T4 que se presuriza, siendo muy segura sobre todo para el tema de fitosanitarios; algo muy importante, puesto que trabajamos mucho con atomizadores, sobre todo en el peral". Por ello se decantó por una cabina con filtro de carbono, "de lo más alto que hay en la gama hoy en día", añade, y cuyo funcionamiento es sencillo. "Si queremos activar la presurización le daríamos al botón T4, y para que funcione tiene que estar totalmente cerrada ya que lo que hace es incrementar la presión en el interior de la cabina e impide que acceda cualquier tipo de sustancia exterior, ni polvo, ni productos fitosanitarios, ni nada de nada".

Fundamental es también para él el espacio "está dotado de una cabina plana con una gran amplitud, lo que resulta muy cómodo a la hora de trabajar, porque te permite moverte sin limitaciones y sin que sufran tus articulaciones; a la vez, ofrece una visibilidad espectacular". Aquí hace un inciso también precisar que, además, "no hay ningún vehículo que lleve todo el sistema de joystick integrado en el asiento; todos lo llevan en la aleta, y eso termina siendo muy incómodo cuando llevas muchas horas de trabajo. Sin embargo, esta nueva posición es más cómoda porque, además de que te permite adaptarla, también te deja acceder a cualquiera de sus funciones".

Junto a todos estos atributos, para Marcial cobra una gran importancia en su trabajo diario la nueva suspensión del Frutteto CVT. "Es el único tractor para viñedo que a día de hoy tiene suspensión delantera con rueda independiente; es un cambio de gran utilidad, porque es totalmente diferente trabajar así a hacerlo con un eje rígido con una sola suspensión. Por ejemplo, con este tractor, si piso una piedra con una rueda, no le repercute a la otra".

Tecnología al alcance de todos

Como resultado de sus particulares pruebas de campo, Marcial detalla que se trata de un vehículo con unas regulaciones infinitas: "por ejemplo, con solo pulsar un botón, la dirección te permite dar una sola vuelta en lugar de dos; me permite grabar una secuencia de trabajo, de tal forma que yo puedo decirle que cuando salga del renque cierre los brazos de la nebulizadora, me pare el cardan y a los 20 segundos vuelva a encenderse y dejarlo todo en la misma posición..."

Y aquí surge la gran duda: ¿no serán precisamente estas posibilidades tecnológicas un freno para los agricultores de mayor edad? Pero Marcial, tras 120 horas de uso, lo tiene claro. "No, para nada, es muy sencillo de utilizar. Simplemente hay que dedicarle un poco de tiempo al principio y después, una vez que lo has grabado, de lo único que te tienes que preocupar es de trabajar". Porque Marcial, además de tomarse muy en serio su trabajo, es un firme defensor de la mecanización y profesionalización de la agricultura. Por ello, cuando le preguntamos su opinión sobre la renovación del parque de maquinaria agrícola, lo tiene claro. "Prefiero pagar letras a pagar averías". Y lo justifica con un caso práctico: "cuando tienes un vehículo con muchas horas, baja la fiabilidad, que es fundamental. Y si sabes que dentro de dos días va a llover y hay que tratar 35 hectáreas de viña, lo que quieres es dejar cubiertas esas viñas antes de que venga la pluviometría, y cuando llevas un vehículo nuevo trabajas con más seguridad y tienes muchas menos posibilidades de que se rompa, sin olvidar la importancia de la propia seguridad personal", zanja.

Informaciones relacionadas
Tags:

<< volver

Zona Privada

Acceso al área privada de la web

Identificación usuario
Editorial Agrícola Conocer la agricultura y la ganadería Libros Agrigultura Ganadería Más que máquinas WEB TV