Editorial Agricola
Economía

'Nuestro objetivo es que la agricultura vuelva a tener la capacidad económica que tuvo antes, con el apoyo de la comunidad internacional'

24/01/2020

Marta Fernández, periodista agroalimentaria

Tras la destitución del presidente Omar al Bashir el pasado 11 de abril, las nuevas autoridades de transición de la República de Sudán han comenzado su carrera para devolver la estabilidad al país. Como consecuencia, desde el Ministerio de Agricultura y Recursos Naturales la apuesta es contribuir al desarrollo del país, fomentando la igualdad y la modernización del sector con la ayuda de inversores internacionales, tal y como ha contado para Agricultura su ministro, Dr. Issa Othman Sharif.


AGRICULTURA. ¿Qué aportación tiene para el PIB de Sudán la agricultura?

ISSA OTHMAN SHARIF. El sector de la agricultura es uno de los más importantes para Sudán, ya que el 80% de la población trabaja en él y el 76% de la inversión que entra en el país procede de esta. No obstante, a nivel económico, el sector más representativo es el petrolífero, seguido del oro. Con el nuevo gobierno, nuestro objetivo es que la agricultura vuelva a tener la capacidad económica que tuvo antes, una tarea para la que necesitamos el apoyo de toda la comunidad internacional.

AGR. Adentrándonos en la agricultura del país, ¿puede contarnos cuáles son las principales zonas productoras?

I. O. S. En Sudán podemos diferenciar tres áreas productoras en función de sus características: la denominada tradicional, que tiene aproximadamente 4 millones de feddans; la zona insular, que ocupa entre 20 o 25 millones de feddans y, por último, la de regadío, que destaca por estar en una zona muy lluviosa. Un feddan es la unidad de área utilizada en Egipto, Sudán y Omán y equivale a 0,42 hectáreas.

AGR. ¿Y los cultivos más importantes?

I. O. S. Destaca la producción de sésamo, maíz, goma arábiga, cacahuete, carne de cordero, de cabra y también algodón en algunas zonas. En cuanto a las frutas, tenemos mango y melón. También tenemos una importante producción de hibisco y en la parte del norte también se puede encontrar trigo.

De todos ellos, el mango es uno de los cultivos más estratégicos para Sudán, sobre todo en la zona del Nilo Azul, en Kordofán. No obstante, actualmente los productores tienen que hacer frente a grandes desafíos a nivel comercial, puesto que hay numerosas zonas que están aisladas y nuestro país no dispone de redes de transporte para poder comercializarlo,
lo que provoca que gran parte de la producción se pierda.

AGR. ¿Dónde comercializan estos productos?

I. O. S. Los países con los que más intercambios se realizan son los árabes del Golfo, además de Egipto, Etiopía y China. A los primeros se envía fundamentalmente carne, mientras que a China exportamos fruta. En cuanto a las vías de transporte, con los países árabes del Golfo y China suele ser el marítimo.

AGR. ¿Cómo están organizados los agricultores de su país para comercializar sus producciones?

I. O. S. Hasta la fecha, en Sudán no ha existido ningún tipo de organización ni asociación de agricultores, y ellos se sienten desprotegidos. Pero ahora, desde el Gobierno queremos establecer un vínculo directo entre nuestro ministerio y los agricultores, por lo que se va a crear un departamento dentro del propio ministerio para ayudar a todos los agricultores, incluidos también mujeres y jóvenes, para que todos podamos contribuir a mejorar la agricultura.

Uno de los desafíos del nuevo gobierno es establecer esta conexión para que los productores se sientan respaldados, a la vez que hacerles partícipes del proceso y de la cadena de valor. Por ello, también queremos comenzar a investigar nuevas fórmulas para ayudar a los agricultores a mantener las tierras en buen estado.

AGR. Además de los descritos, ¿a qué otros problemas se enfrentan los productores en Sudán?

I. O. S. Sin duda la falta de apoyo financiero, ya que durante mucho tiempo la financiación ha estado bloqueada por las guerras, paralizando la actividad de los agricultores, impidiendo la puesta en marcha de nuevos proyectos y bloqueando la entrada de nuevos inversores. Ahora nuestro propósito es que reanuden estos proyectos ayudándoles a ponerlos en marcha. El nuevo Gobierno apuesta por la paz y está realizando todos los esfuerzos necesarios para que los nuevos inversores sean conscientes de ello y vengan a Sudán.

También se necesitan recursos para realizar investigaciones y mediciones de pluviometría o zonas cultivables, por ejemplo, así como para el desarrollo de infraestructuras.

La energía es también otro de nuestros desafíos, puesto que en muchas zonas, sobre todo las más aisladas, es muy difícil su acceso, por lo que normalmente se recurre a la solar. Tanto Sudán como toda África en general están abiertas a recibir ayuda en investigación y maquinaria.

Al mismo tiempo, el inversor también puede aprovechar las ventajas de invertir en Sudán, donde los costes son considerablemente más bajos que en Europa.

AGR. ¿Y de qué forma concreta pueden ayudar los inversores españoles al Gobierno y a los agricultores de Sudán para sacar adelante su sector agrario?

I. O. S. Nuestro país recibirá con satisfacción a todos los inversores que quieran venir. Entre los ámbitos en los que más podrían ayudar serían en el de maquinaria agrícola, técnicas de producción de aceite; energía solar y eólica. También necesitamos inversores que ayuden en las labores de poscosecha de nuestros cultivos.

Asimismo, Sudán dispone de grandes extensiones de terreno agrícola aún por explotar, así como mano de obra para ello, y el nuevo Gobierno quiere facilitar el acceso a la inversión española para formar parte y contribuir al desarrollo del sector.

AGR. ¿Dónde o a quién deben dirigirse los inversores españoles que quieran apostar por Sudán?

I. O. S. Pueden ponerse en contacto con la Embajada de Sudán y desde allí les facilitaremos toda la información que precisen sobre el país.

AGR. Cambiando de tema, ¿cómo creen que está afectando o puede afectar el cambio climático a Sudán y cuáles han sido las aportaciones de su país a la COP25?

I. O. S. Efectivamente el cambio climático ya está afectando a Sudán; fundamentalmente a través de lluvias torrenciales e inundaciones, con la consiguiente repercusión en las producciones agrícolas.

En cuanto a las aportaciones de Sudán a la COP25, tenemos un nuevo proyecto de energía solar que contribuiría al mantenimiento de nuestros espacios naturales para tener un país más verde que incluya a todas las regiones. Con este proyecto queremos alcanzar una igualdad real en el sector.

AGR. Para concluir, ¿qué puede contarnos de las relaciones entre España y Sudán?

I. O. S. En la reciente ‘Cumbre del Clima’ nos hemos reunido con el embajador español en Sudán y ambas partes estamos analizando cuales pueden ser las mejores opciones para contribuir al desarrollo del sector agrícola de Sudán. Asimismo, desde la propia embajada se realizan visitas a cámaras de comercio y empresas de producción alimentaria para ver en qué podemos ayudarnos. Además, entre los proyectos de la Embajada está hacer una gran cumbre que reúna a inversores españoles interesados en Sudán para comenzar un nuevo camino en esta nueva era. Una vez solventado el bloqueo de capital que EE. UU. tenía sobre Sudán, confiamos en que los inversores españoles accedan a Sudán con mayor facilidad y den el paso a invertir en el país. De forma genérica, los productos de los que mayor rentabilidad podrían obtener son aceite, algodón, trigo, maíz, productos alimentarios y orgánicos.

Tags:

<< volver

Zona Privada

Acceso al área privada de la web

Identificación usuario
Editorial Agrícola Conocer la agricultura y la ganadería Libros Agrigultura Ganadería Más que máquinas WEB TV